jueves, 18 julio, 2024

Quién es Francisco Comesaña y cuándo vuelve a jugar en Wimbledon :: Olé


Todavía sigue haciendo ruido. Como si fuera una campanada del Big Ben, Francisco Comesaña (122°) dio el golpe en Londres, aunque no fue en la zona turística de Westminster, donde se encuentra el famoso reloj, sino en el All England Lawn Tennis Club, sitio en el que se disputa Wimbledon. Su triunfo, el primero en el circuito mayor, ante Andrey Rublev (6°) representó un golpe de escena. Pero las celebraciones fueron efímeras, dado que este jueves encarará la segunda ronda ante Adam Walton (101°).

Francisco Comesaña vs Adam Walton: hora y cómo ver por TV y online el partido

Programado para el primer turno de la jornada en la cancha 16, el partido entre el argentino y el australiano comenzará a las 7 (transmite Disney+ y ESPN3). Claro, siempre y cuando la lluvia lo permita. Y para el duelo le habrá pedido consejos a su compatriota Federico Coria (72°), quien viene de caer ante el aussie por 6-3, 6-3 y 7-5 en el debut en el tercer Grand Slam de la temporada.

A diferencia del marplatense de 23 años, quien ganó el martes su primer partido en césped, Walton lleva un balance de cuatro victorias (con una semifinal en Mallorca) y tres derrotas en lo que va de la gira.

Francisco Comesaña festejó en el césped de Wimbledon.Francisco Comesaña festejó en el césped de Wimbledon.

Estampitas, festejos con el tiburón y un dolor que lo volvió más fuerte

Comesaña arribó a Wimbledon con mucha ilusión. Tras haberse perdido Roland Garros por una lesión sobre la hora, quería sacarse la bronca. “Las cosas pasan por algo y yo creo que nos dejan una enseñanza para hacernos más fuertes”, había escrito en sus redes sociales, después de haber tenido que tomar la decisión. Y el diestro que luce aritos, cadenas y un corte de pelo bien al estilo juvenil aprovechó la chance que se le presentó para acaparar todos los focos de atención con un triunfazo rimbombante. Y pese a que faltó su típico festejo con el Tiburón (es hincha de Aldosivi), hubo una emoción muy fuerte por haber logrado uno de los grandes objetivos de su vida.

Ganador de cinco challengers en su carrera, el de Mar del Plata dio dos grandes saltos en su trayectoria: el primero lo hizo de la mano de Facundo Argüello (en 2021 rompió la racha de seis finales seguidas perdidas en nivel future) y el segundo lo consiguió trabajando con Sebastián Gutiérrez, el entrenador de Sebastián Báez (con el 19 del mundo compartieron camada -la 2000- de juveniles). Si bien no viaja todas las semanas con uno de los miembros del cuerpo técnico ganador de la Copa Davis en 2016, forma parte de su academia y cuenta con todo su equipo de trabajo. Habitualmente, los que lo acompañan en su box son Manuel Abades y Matías Cáceres.

Según le contó a Olé hace algunos meses en el challenger de Buenos Aires, hay un infaltable en su raquetero que no le puede faltar antes de entrar a la cancha: las cadenitas, pulseras y estampitas para rezar. Y hubo un momento en su camino hacia el profesionalismo que debió encomendarse a Dios para no terminar tras las rejas. ¿Había hecho algo malo? Para nada, pero las diferencias idiomáticas le jugaron una mala pasada en la frontera con Rumania y casi lo deportan por pensar que había falsificado su identidad.

Challenger de Buenos Aires  

Comesaña le contó a Olé sus infaltables en el raquetero

“No reconocían la ciudad a la que íbamos a jugar y no daban crédito de que fuera a jugar al tenis. Además, mi pasaporte aún tenía mi foto de cuando era chico y con la firma de mi mamá, porque yo era menor. Ahí me dijeron que mi firma no era igual a la del documento y nos hicieron la seña de que nos iban a esposar. Después de una hora nos dejaron pasar”, aseguró en una charla con Tres Iguales.



Source link