la fiesta después del horror

0
20


Esas cosas tan raras de explicar. Poco novedosas, tan previsibles. Porque el asesinato a sangre fría había sucedido a unos pocos metros de La Ciudadela; porque había ocurrido a escasos minutos del comienzo del partidazo por el Ascenso entre San Martín y Belgrano. Sin embargo, una vez que se tomó la discutible decisión de jugar al fútbol por sobre todas las cosas, hubo una fiesta genuina después del horror, que comenzó con un recibimiento de Primera y con un 1-0 que esperanza a los hinchas del Ciruja. Pero… Esas cosas tan raras de explicar.

¿Qué pasó?

Un hincha de San Martín de Tucumán fue muerto en la tarde del lunes tucumano, de un tiro en la nuca, en el marco de una pelea entre dos facciones de la barra y en la previa del encuentro ante Belgrano de Córdoba por la fecha 33 de la Primera Nacional.

De acuerdo a fuentes policiales, el hincha asesinado se llamaba Manuel Alejandro López, de 36 años, residente del barrio Victoria de la capital tucumana. El comisario mayor Juan Ibáñez, quien atendió a los medios periodísticos presentes en las inmediaciones de La Ciudadela, cerca de las 20, confió que el gravísimo episodio de violencia ocurrió “a eso de las 17.45, aproximadamente, cuando la gente estaba llegando al estadio”.

Escasa la distancia entre el estadio de San Martín y el lugar del asesinato.

Escasa la distancia entre el estadio de San Martín y el lugar del asesinato.

La muerte se produjo en la intersección de las calles Frías Silva y Bolívar, apenas a tres cuadras del acceso principal al estadio de San Martín. El funcionario policial reveló que el hecho se produjo en un sector “fuera del vallado del operativo de seguridad inicialmente previsto”, dijo.

La agresión a tiros se habría dado en el marco de un enfrentamiento entre dos sectores de la barra: el núcleo conocido como el Del Camión y Los de Barrio Oeste, según puntualizaron las fuentes consultadas.

El presidente de San Martín dio su postura

Rubén Moisello, presidente del club, justificó la decisión de jugar el partido porque “están dadas las condiciones, más allá de este hecho policial”, reconoció en declaraciones a DSports Radio. “Nada justifica perder una vida. La policía determinará cómo sucedió y quiénes son los responsables. Nos garantizaron que el partido se pueda jugar con normalidad”, amplió con naturalidad el máximo dirigente Ciruja.

El pope remarcó la necesidad de disputar el encuentro de su club ante el líder del campeonato “no porque sea más importante que una vida. Duele y te quita la energía, pero hemos preparado una gran fiesta…”, justificó. “Veníamos con otro ánimo, pero esto te bajonea. Sin embargo, creo que el partido se tiene que jugar, porque ya está Belgrano, están los árbitros y el Jefe de Seguridad da garantías de que dentro del estadio no pasará nada”, apuntó el directivo.

El fiscal trabaja en pistas concretas

La causa fue caratulada como “homicidio en primer grado” e interviene el Fiscal Carlos Sale. “Tenemos indicios para señalar que el autor material del crimen es de apellido Roldán, lo estamos buscando intensamente, y de acuerdo a los testimonios estaría determinado que el autor del disparo fue directamente a matar a López. En medio de una pelea, donde había armas blancas. Roldán tenía el arma de fuego y le efectuó el disparo casi a quemarropa, en la zona de la nuca con salida del proyectil por la frente”, señaló en diálogo con medios locales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here