Ogier vence a Loeb en la primera especial

0
18


Cargar reproductor de audio

El Rally Safari, la sexta prueba del WRC 2022, arrancó a primera hora con la primera etapa cronometrada, la Súper Especial Kasarani de 4.84 kilómetros. Una especie de pista de rallycross a las afueras de Nairobi, que marcó la primera clasificación de la prueba africana.

El más rápido en la general fue Sébastien Ogier tras un registro de 3m18.8s. En su mano a mano, Ogier se impuso a Sébastien Loeb -que es quinto en la clasificación general- por 1.8s y se convirtió así en el primer líder del Rally de Kenia.

Ogier maniobró muy bien en un suelo muy blando y volátil, muy parecido a la arena pero de color rojizo, y superó a todos, empezando por Thierry Neuville, que fue segundo en la especial y en la clasificación general, pero a sólo seis décimas de segundo.

El piloto de Hyundai busca redimirse tras las últimas salidas de la temporada en las que tuvo que lidiar con varios problemas técnicos en su Hyundai i20 N Rally1, pero también redimir la victoria perdida del año pasado cuando un fallo en la suspensión trasera derecha le privó de una victoria que parecía en sus manos y terminó en favor de Ogier.

La tercera posición fue para Ott tanak, ganador del Rally de Cerdeña. El estonio fue el primero en mostrar una brecha de más de un segundo con respecto a Ogier y por sólo una décima logró mantenerse por delante de Elfyn Evans. El galés de Toyota Racing es cuarto a 1.2s de Ogier.

A continuación de Loeb, quinto, encontramos en sexto lugar a Takamoto Katsuta a 1.9s. Luego, del séptimo puesto hacia abajo, las diferencias eran mucho mayores. Craig Breen fue séptimo, pero a 4.4s del tiempo de referencia. Detrás de él está Gus Greensmith en el tercer Ford Puma Rally1 y Oliver Solberg en el tercer Hyundai.

Completa el top 10 se ubicaba Adrien Fourmaux, primer piloto con prioridad P1 en la prueba y, por tanto, ciertamente penalizado en comparación con sus compañeros. No obstante, el francés de M-Sport logró contener su retraso a 7.1s en comparación con el ocho veces campeón del mundo.

Sebastien Ogier, Benjamin Veillas, Toyota Gazoo Racing WRT Toyota GR Yaris Rally1

Sebastien Ogier, Benjamin Veillas, Toyota Gazoo Racing WRT Toyota GR Yaris Rally1

Photo by: Toyota Racing

Kalle Rovanpera, en cambio, estuvo a punto de cometer el que hubiera sido el mayor error de su carrera, al menos hasta ahora. Al llegar a la primera curva del circuito, momentos después de comenzar la prueba, llegó demasiado rápido al punto de frenado y terminó deslizándose hacia el exterior de la curva. La parte trasera de su GR Yaris Rally1 se salió de la pista, hundiéndose en un montículo de tierra.

El morro del coche número 69, en cambio, apuntaba al cielo y durante unos instantes Rovanpera parecía destinado a volcar. En cambio, gracias en parte a la gran tracción del Toyota, consiguió volver a la carretera y completar la etapa a 11.6s de Ogier. Sin embargo, la brecha no sólo se debió al error, sino también a que el neumático trasero derecho se salió de la llanta debido al error del piloto.

Afortunadamente para Rovanpera, las cosas fueron en la dirección correcta, pero enseguida se dio cuenta de lo traicionero que es el Rally Safari, una prueba muy diferente a todas las que componen el calendario del WRC de 2022.

También lee:

Kenya Rally Safari 2022 del WRC: clasificación general tras la jornada del jueves (SS1)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here