El tridente dorado de Golden State que hizo historia

0
16


Golden State se consagró campeón de la NBA al vencer a Boston por 103 a 90 en el sexto partido de la serie y, de ese modo, liquidó las Finales por 4-2. Y el golpe definitivo del triunfo lo dio en el TD Garden, la casa de los Celtics.

Mirá también

Los Warriors supieron reinventarse, tras dos años de momentos oscuros. No le encontraban la vuelta a las lesiones y a la cantidad de problemas físicos. De hecho, en la temporada 2019-2020 llegaron a perder 50 partidos (venían de ser finalistas) y, un año más tarde, tampoco habían logrado acceder a los playoffs. Es que durante ese tiempo no contaron con sus máximas estrellas. Algunas, como Stephen Curry, se perdieron un tramo de las campañas; otras, como Klay Thompson, llegaron a estar casi dos años sin jugar.

El trío dorado de Golden State con Green, Thompson y Curry. (Reuters)

El trío dorado de Golden State con Green, Thompson y Curry. (Reuters)

En efecto, varios especialistas en la liga más importante dudaron de una posible reconstrucción. De que el equipo de la costa oeste iba a volver a ganar un anillo. Sin embargo, Steve Kerr volvió a motivar a los suyos y recuperó la mística ganadora, a partir de tres nombres propios: Curry, que terminó siendo el MVP de las Finales, logro que consiguió por primera vez en su carrera, Thompson, uno de los mejores tiradores desde el perímetro de la liga, y Draymond Green, uno de los grandes defensores de la competencia.

Mirá también

Hace tres años éramos el peor equipo del campeonato. Y al principio de temporada decían que no estábamos en el radar, pero aquí estamos ahora, con dos trofeos en la mano. Significa mucho”, afirmó el base del conjunto de San Francisco. Y sostuvo: “Durante 12 años trabajamos duro para llegar hasta este momento y logramos crear la combinación justa para saber cómo jugar las Finales”.

Draymond Green festejó con su entrenador Steve Kerr, que también ganó cuatro títulos con los Warriors. (Reuters)

Draymond Green festejó con su entrenador Steve Kerr, que también ganó cuatro títulos con los Warriors. (Reuters)

Así, Curry, Green y Thompson sumaron su cuarto anillo de la NBA e igualaron al trío de Emanuel Ginóbili, Tony Parker y Tim Duncan en San Antonio Spurs como los más ganadores en conjunto de los últimos 50 años.

Mirá también

Además, los tres jugadores de los Warriors son los que más encuentros ganaron en Finales (21). “Me sentía tan bien que no me quería bajar del escenario. Solo yo sé lo duro que fue este tiempo (sufrió dos lesiones) y solo puedo agradecerles a mis compañeros”, comentó -emocionado- Thompson.

Golden State llegó al séptimo título de su historia. Y lo consiguió nuevamente con el tridente dorado.

Curry no puede contener las lágrimas. (AP)

Curry no puede contener las lágrimas. (AP)

Curry, un merecido MVP

Hace tiempo que Curry es considerado uno de los mejores (o el mejor) jugador de toda la NBA. El base de 34 años la rompió contra Boston y fue clave en casi todos los partidos para llevar a su equipo nuevamente a la gloria. Tanto es así que clavó 34, 29, 31, 43, 16 y 34 puntos en cada uno de los seis partidos de las Finales. En consecuencia, promedió 31 unidades por juego, además de seis rebotes, cinco asistencias y dos robos. Y la organización le entregó, sin muchas dudas, el premio al Jugador Más Valioso (MVP).

Curry ganó la distinción individual por primera vez en su carrera. También, fue elegido MVP de la temporada y terminó como el máximo goleador del año. Para seguir escribiendo su historia.

Mirá también

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here