“El gol a River me va a quedar guardado para siempre”

0
95


Surgido de Boca y verdugo de River. Mauro Luna Diale se formó como futbolista en las Inferiores del Xeneize, pero en 2019 partió, sin llegar a debutar en Primera en un partido oficial. El año pasado, Unión le compró el pase, y él empieza a pagar con goles importantes: marcó el único tanto del triunfo del último sábado frente al Millonario. “Tiene gustito doble”, afirma en charla con Olé.

-Le ganaron al último campeón, ¿cómo lo vivieron?

-Fue un lindo partido y por suerte salió como esperábamos. Tuvimos tiempo para prepararnos bien, sabiendo el rival que teníamos en frente, eso fue un plus para sacarlo adelante como lo hicimos.

-¿Les molestó que se hable más del penal que del partido que hicieron?

-No. El penal quizás opacó el funcionamiento que tuvimos, pero a nosotros no nos molesta en absoluto porque tenemos bien en claro qué hicimos en el partido, de qué manera le jugamos, y con qué intensidad, y eso nos deja tranquilos. Lo que pase fuera del club es ajeno a nosotros y no lo podemos manejar.

-Automáticamente agarraste la pelota para patearlo, ¿qué se te pasó por la cabeza?

-Me tenía confianza. Yo no soy de patear penales pero se dio la oportunidad. Encima era el cumpleaños de mi viejo, que estaba en la tribuna, y quería regalarle un gol, eso me ayudó a dar ese pasito para agarrar la pelota y los compañeros me apoyaron. Por suerte no me puse nervioso y terminó en gol.

-¿Qué te dijo tu viejo? Y más allá de él, ¿te habló mucha gente después? Amigos, familia, hinchas de Boca…

-Sí, me explotó el celular después del partido, je. Y mi viejo, chocho, ja. Se puso muy feliz por el triunfo y por el gol también.

-Y para vos, ¿qué significa haberle hecho un gol a River?

-Es muy lindo, me va a quedar guardado para siempre y ojalá que también quede en el corazón de los hinchas tatengues. Además, tengo una hija, Olivia, de un año y ocho meses, espero que el día de mañana pueda ver que le hice un gol a River. Hoy en día ella es una hincha más de Unión, es más, quiero hacerla socia y ya le compré todo el conjunto. Ella en el futuro decidirá, si le gusta el fútbol, de quién será hincha, pero mientras, es Tatengue, je.

Olivia, de un año y ocho meses, es "una hincha más de Unión".

Olivia, de un año y ocho meses, es “una hincha más de Unión”.

-¿Tiene un sabor especial por tu pasado en Boca?

-El gustito doble lo tiene por ser un gol a un equipo grande. No soy hincha de Boca, pero sí le tengo un cariño enorme al club y muchísimo respeto por todo lo que viví, fue mi segunda casa en su momento. Estoy feliz de todos los años que pasé ahí.

-¿Y te gustaría una revancha?

-El fútbol es un trabajo y no hay que cerrarle las puertas a nadie. Uno siempre quiere jugar en los equipos grandes pero hoy pienso en el club que me da de comer y por eso quiero dejar todo acá. Si te ponés a pensar en el futuro te termina liquidando la cabeza porque te desenfocás del presente y no vivís el día a día, sea por Boca o cualquier club. Hoy estoy feliz en Unión y solo pienso en lograr los objetivos acá.

El oriundo de Merlo hizo Inferiores en Boca, pero no llegó a debutar en Primera en partidos oficiales.

El oriundo de Merlo hizo Inferiores en Boca, pero no llegó a debutar en Primera en partidos oficiales.

-Romperla en esta clase de partidos es una vidriera importante, ¿lo ves así?

-Sí, pero creo que todos los partidos lo son porque el fútbol argentino es muy parejo, podés ganar y perder contra el primero y el último. Tenés que estar preparado y dar la mejor versión en todos los partidos. Por eso pienso que no hay que desesperarse y seguir preparándose. No tenemos el cielo ganado por ganarle a River, hay que seguir peleando por el objetivo que tenemos.

-¿Y cuál es ese objetivo?

-Dejar a Unión lo más alto posible. Uno siempre sueña con ser campeón, pero eso se sabe recién al final, en las últimas fechas. Vamos a ir paso a paso, logrando objetivos a corto plazo. El torneo corto nos beneficia, y en el fútbol argentino, que es tan parejo y no hay una dominación absoluta de un equipo, cualquiera puede salir campeón, por eso hay que afrontar cada partido como si fuera el último.

-¿Qué hiciste con la camiseta que usaste en el partido?

-Yo justo cambié de número así que me traje las dos y las guardé. No soy de esos que piensan en lo sentimental de la camiseta, pero sí me gusta guardar de recuerdo. Igual, soy más de coleccionar shorts, que se usan cotidianamente y van como piña. Tengo ahí alguno de Racing, de Seba Sosa Sánchez y un par más. Espero seguir jugando e ir agrandando la colección.

-¿Y pudiste sumar alguno de River?

-No. Mandé una camiseta y mi short, pero rebotaron: como fueron, volvieron, je.

La dedicatoria del punta a su papá, tras convertir el penal.

La dedicatoria del punta a su papá, tras convertir el penal.

-El año pasado sufriste una lesión en los meniscos que te dejó varios meses fuera de las canchas, ¿Cómo fue transitar ese proceso?

-Fue muy duro, estuve muy bajoneado por momentos. Según los médicos me iba a llevar pocos meses, pero pasaba el tiempo y el dolor persistía. Yo me preguntaba: “¿Por qué me pasa esto a mí?”. Pero bueno, son gajes del oficio, uno tiene que darle para adelante y no tirar la toalla.

-¿Se te pasó todo eso por la cabeza al momento del festejo de gol?

-En realidad no, porque ya me había tocado convertir cuando volví, contra Patronato. Por suerte ya estoy bien, pude meter una buen pretemporada, así que no pasó eso por mi cabeza.

-Y ahora que volviste con todo, ¿te ponés algún objetivo personal?

-No, trato de superarme todos los días yo mismo. Si me pongo un objetivo fijo, como hacer tantos goles en el campeonato, quizás no lo termino cumpliendo y me perjudico a mí mismo, así que en ese sentido soy tranquilo. Soy más de los objetivos grupales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here