M-Sport y Ford continuará en desarrollo del ya exitoso Puma en el WRC

0
109


Cargar reproductor de audio

La nueva era del WRC se ha abierto de la mejor manera posible para el equipo M-Sport Ford luego de que Sébastien Loeb e Isabelle Galmiche se llevaron la victoria en el Rally de Montecarlo al volante de un Ford Puma Rally1 Hybrid EcoBoost que devolvió al equipo al esplendor de 2017-2018 cuando, gracias a Sébastien Ogier, Julien Ingrassia y un Ford Fiesta WRC Plus en gran forma, ganó tres de los cuatro títulos en juego.

Esto confirma que M-Sport es un equipo que está muy atento a los cambios en la normativa, pero que también sabe interpretarlos. Puede que en Monte-Carlo los Puma no fueran los Rally1 más rápidos, pero como confirmación del excelente trabajo realizado en Cumbria y en Ford Performance llegó el podio de Craig Breen y Paul Nagle y el quinto puesto de Gus Greensmith y Jonas Andersson.

Los resultados obtenidos por el equipo británico en el Principado fueron todo menos accidentados. El Ford Puma tiene fortalezas, pero el equipo considera que Monte-Carlo es sólo el primer paso de un viaje que durará muchos meses.

M-Sport, en estrecha colaboración con Ford Performance, sigue trabajando con gran cuidado y atención en el desarrollo del coche híbrido que ya ha dado muchas satisfacciones.

El nuevo director técnico de M-Sport, Chris Williams, ha revelado que el equipo no podrá dormirse en los laureles. Toyota demostró en la primera fecha que es un coche rápido y temible. Hyundai, a pesar de sus evidentes dificultades, es muy temida por su capacidad de reacción.

“Para mí no hay ninguna duda. Los demás nos alcanzarán rápidamente, si no es que lo han hecho ya”, dijo el ingeniero británico.

“Hemos trabajado mucho para llegar hasta aquí en estas condiciones. Pero el trabajo duro no va a parar y estamos avanzando y lo haremos a lo largo de la temporada. Probar con estos coches es una cosa, correr es otra”.

Montecarlo, un gran recuerdo para M-Sport

 

Sin embargo, Williams también recordó la gran victoria en Mónaco, bien merecida para M-Sport que sacrificó muchos meses de la temporada, así como recursos para el desarrollo del Ford Fiesta con el fin de llegar preparado a esta nueva era del Mundial de Rallies. 

También lee:

“Monte-Carlo fue un éxito fantástico y ha sido increíble. Desde el momento en que Loeb se sentó en el coche, le gustó inmediatamente”.

“Pero más allá de Sébastien, todos en M-Sport y Ford han trabajado muy duro para llegar a este punto. No puedo cuantificar el gran trabajo realizado por Ford Performance, estamos trabajando muy estrechamente con ellos”, concluyó Williams.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here