Falleció un hincha del Palmeiras baleado en el pecho

0
91


Lamentable episodio se vivió luego de la derrota de Palmeiras por 2-1 frente a Chelsea en la final del Mundial de Clubes. No, no fue en los Emiratos Árabes Unidos, donde se disputó el partido, sino en las inmediaciones del Allianz Parque, la casa del Verdao, donde los hinchas se juntaron a ver el partido en una pantalla gigante.

Mirá también

Aún no se sabe qué desató las peleas, pero se armó una gresca enorme donde la barra brava estuvo involucrada. En las imágenes que captó la televisión, se puede ver a un hincha de remera celeste que corre por la calle Rua Palestra Italia entre la multitud con una pistola en la mano. En un momento se da vuelta y emite un disparo. Luego se conoció que un fanático de 35 años recibió un tiro en el pecho y fue trasladado al Hospital das Clínicas en grave estado. Según la Policía Militar, el tirador fue detenido en el acto, aunque no se reveló su identidad. La víctima falleció horas más tarde en el hospital. 

Mirá el momento del disparo

Fue de tal magnitud el conflicto que los miembros de la prensa que se encontraban trabajando corrieron a refugiarse dentro del club, mientras se escuchaba cómo volaban los disparos. 

Mirá también

Mirá también

Chelsea campeón del mundo con un penal de VAR

No pudo ser el sueño del Palmeiras y los sudamericanos deberán seguir esperando para ver a un campeón de estas tierras en el Mundial de Clubes. En Abu Dhabi, el ganador de las últimas dos Libertadores presentó fiera batalla y llevó la definición al alargue, pero un penal por mano de Luan, marcado por el VAR, le dio la chance a Havertz de darle el título al Chelsea.

Chelsea manejó la pelota y dominó a nivel territorial en el PT, mientras el plan de Palmeiras consistió en esperarlo bien parado atrás y apostar a las contras o pelotazos largos. El tema para el Verdao fue que, más allá de algún arresto individual del incansable Roni o de Dudu, pocas veces llegó bien armado como para generarle peligro al arquero Mendy, reciente campeón con Senegal de la Copa África.

Con Lukaku bastante bien custodiado por los centrales del Palmeiras, Chelsea concentró sus ataques por las bandas, sobre todo por el lado de Hudson-Odoi, y Tuchel tuvo que hacer un cambio inesperado por la lesión de Mason Mount (lo reemplazó Pulisic) pero el campeón de la Champions se quedó en alguna insinuación peligrosa.

Casi no la había tocado Lukaku, pero en la primera que tuvo en el complemento el belga acertó y puso el 1-0, de cabeza, tras un centro de Odoi. Se olía que Chelsea ya tenía medio negocio hecho, pero los ingleses se complicaron solos por un (otro) penal increíble cometido por Thiago Silva, señalado por el VAR, que Raphael Veiga cambió por el 1-1. De hasta el final otra vez a pelear y poco más que un remate ajustado de Pulisic que salió al lado del palo.

Inevitablemente las piernas le pasaron factura al Palmeiras y Chelsea se hizo otra vez dueño del partido en la prórroga. Con un heroico Gustavo Gómez, parecía que el Verdao aguantaba hasta los penales, pero volvió a llamar el VAR, esta vez para ver una mano de Luan (expulsado más tarde) y darle penal al Chelsea.

El alemán Havertz definió con categoría y así los Blues estiraron la hegemonía europea en el Mundial de Clubes. El último sudamericano que pudo festejar en el torneo que reúne a los mejores del mundo fue Corinthians, en 2012, que venció justamente al Chelsea.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here