de su presente en el Udinese al Messi como compañero

0
79


Nahuel Molina. Uno de los campeones de América que pertenece a los jóvenes, dentro de un grupo plagado de referentes e históricos. Su gran nivel en el Udinese, lo terminó poniendo, en junio del 2021, dentro de la nómina de los citados para la Selección. Scaloni sorprendió con su convocatoria, pero algo le vio. Y ese algo, hasta el día de hoy, se sigue justificando. Esta semana, el ex Boca metió un gol sobre el final, de tirolibre, para darle la victoria a su equipo sobre Torino. Y tiene todo una temporada para revalidar cada pequeño sueño que vivió el año pasado.

​”Fue un lindo gol, en el momento del partido no me di cuenta de nada, ni en que minuto lo metí, estaba concentrado en jugar bien los minutos que entré. Cuando vi las imágenes me fijé que fue a los 93. Algo hermoso”, contó el lateral, en charla con el periodista y youtuber, Julián Giacobbe. Jugar en la Seria A viene dando buenos frutos para la Selección, con los casos de Lautaro Martínez y De Paul a la cabeza. Y Nahuel explicó lo que cambió en él desde su llegada al Calcio: Futbolísticamente me cambió lo táctico, lo físico, crecí muchísimo y puedo crecer aún más acá. En lo personal, llegué en plena pandemia y tuve que adaptarme muy rápido. Que acá hayan estado De Paul, Tucu (Pereyra), Juan Musso, Nacho (Pussetto) me ayudaron mucho”.

En Italia, Nahuel Molina asegura que creció muchísimo en lo táctico.
Foto: LUCA ZENNARO

En Italia, Nahuel Molina asegura que creció muchísimo en lo táctico.
Foto: LUCA ZENNARO

Molina fue claro y acentuó que el fútbol argentino es más físico, de contraataque, de choque, de segunda pelota. Comparó: “En Italia, sentí que el cambio de ritmo es jugar a un toque, o con el pase en la cabeza, porque no tenía el tiempo que tenía en Argentina. Acá hay que resolver en un toque. Me ordené muchísimo tácticamente, para perfilarme bien a la hora de recibir”.

La Selección Argentina

La primera vez que lo citaron, el lateral confesó que no sabía. Y que los encargados de contarle las buenas nuevas, fueron dos compañeros argentinos del plantel, por aquel entonces, del Udinese. “Me hacen videollamada Rodri (De Paul) y el Tucu (Pereyra), y me dicen ‘felicitaciones, espero que no te agrandes ahora’. Yo no entendía nada, estaba en mi casa. Después se dio la convocatoria a la última eliminatoria y después la Copa América. Pasó todo muy rápido. Hay veces que uno no termina de disfrutar tanto los frutos a nivel personal, porque al otro fin de semana ya tenés que rendir examen otra vez”.

En junio del año pasado, dio sus primero pasos en la Selección, con la confianza de Scaloni.
Foto: Ernesto Ryan

En junio del año pasado, dio sus primero pasos en la Selección, con la confianza de Scaloni.
Foto: Ernesto Ryan

El grupo de Scaloni

​”Fue un sueño llegar a la Selección. Por Rodri (De Paul) me sumé al grupo, pero siempre con el respeto. Soy una persona muy tímida, nunca me mando a decirle nada a nadie. Si se pudiera hablar hablado, y si no, tratado de, al ser el nuevo, no incomodar a nadie. Con Licha y Cuti ya nos conocíamos de las Inferiores. Con Lisandro incluso jugué en Defensa. Tratamos de hacer una convivencia sana entre todos”.

Nahuel Molina junto a Lisandro Martínez. Ambos coincidieron en Defensa y Justicia. 
Foto: prensa AFA

Nahuel Molina junto a Lisandro Martínez. Ambos coincidieron en Defensa y Justicia.
Foto: prensa AFA

​Messi como compañero

​Los privilegios de tener al mejor de todos los tiempos, jugando para tu equipo. Molina detalló bien, su experiencia de compartir con Messi en cancha: “Veo donde esta parado para dejarle el espacio. Si está bien contra la línea trato de estar más abajo o tirarme más al medio, para que el reciba con espacio. Una vez que agarra la pelota, hace maravillas cada vez que la toca. Darle una opción para que encuentre el hueco para que rompa alguna línea defensiva y tire un pase o siga encarando. Te ordena mucho en la cancha, te posiciona. Es nuestro capitán y está buenísimo que te diga ‘pasame que le hacemos el 2 contra 1’. Yo intento ver donde está parado para darle una mano cuando reciban la pelota”.

Nahuel Molina contó detalles de lo que es jugar con Messi en el equipo.
Foto: Fernando Bizerra

Nahuel Molina contó detalles de lo que es jugar con Messi en el equipo.
Foto: Fernando Bizerra

​El detrás de escena de Rodrigo De Paul

“De Paul, como jugador no te lo voy describir porque lo demuestra él cada vez que lo hace”, contó con seguridad, Nahuel Molina, sobre el volante con quien más partidos compartió en cancha. Y agregó: “La entrega, el sacrificio por el compañero, la calidad con la pelota. Acá lo tuve como capitán en Udinese y nos metía el dedo para llevarnos a un mayor nivel. Siempre con ganas de entrenar, de exigirte, tratando de que estemos siempre al máximo”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here