Almendra top: sombrerito, asistencia y lesión

0
14


Un gol contra Lanús. Otro ante Huracán. Y una asistencia mágica ante Godoy Cruz. Si Agustín Almendra volvió a ser el que era, esta seguidilla lo ratifica. Ayer, en la Bombonera, no sólo fue la figura de la cancha. Además, mostró que hoy es el mejor jugador de Boca. Por actualidad, por influencia, por peso específico en el equipo y en el resultado. “Me siento bien, con mucha confianza”, dijo, simplificando su gran momento.

Mirá también

Riquelme lo definió como un jugador clase A, de otra categoría (“Que un ídolo como él me diga eso me pone feliz, pero debo mejorar”, contó él). Y el Patrón Bermúdez dijo estar orgulloso de su reacción y amor propio para volver a su nivel, luego de haber pasado por las sombras de no saber qué hacer de su carrera.

Mirá también

Vázquez lo grita y Almendra, quien lo asistió, lo viene a saludar. (AFP)

Vázquez lo grita y Almendra, quien lo asistió, lo viene a saludar. (AFP)

En efecto, en estos partidos, Almendra vino a darle la razón a los elogios del vice y a ratificar lo que dijo el ex defensor: su resurrección futbolística es digna de destacar. “Creo que mi momento tiene que ver con el de todos. Yo estoy bien porque el equipo está bien”, declaró al final del partido.

Almendra armó una enorme jugada para el gol de Vázquez, con un lujo incluido. Primero recuperó en mitad de cancha, tiró un sombrero, la controló, la transportó en ataque y de cachetada dejó al goleador mano a mano con el arquero de Godoy Cruz, para que marcara el 2-1. Movimientos de crack para quebrar a un rival que hasta ese momento había comprometido a Boca seriamente.

Mirá también

Luego, claro, llegó la preocupación. Fue cuando a los 16 minutos del segundo tiempo se tiró al piso, acusando un dolor en el tobillo izquierdo. Volvió a entrar, pero sólo aguantó cinco minutos más, hasta que pidió el cambio. “¿Qué me pasó? Salí porque tenía dolor en el tobillo, más para prevenir”, calmó.

El gesto del dolor en el banco, tras salir por una lesión en el tobillo. "Fue para prevenir", dijo él.

El gesto del dolor en el banco, tras salir por una lesión en el tobillo. “Fue para prevenir”, dijo él.

Mirá también

El volante, quien tuvo la ayuda de su amigo Marcos Rojo para recuperarse de cuerpo, alma y espíritu, venía dulce también en la red. Incluso, contra el Tomba probó un par de veces buscando continuar con esa seguidilla, pero no se le dio. “No todos los partidos se puede convertir, je”, se justificó, sin tener la obligación de cumplir con ese aporte. Por lo pronto, sí volvió a mostrar su versatilidad y dinámica. “Mientras juegue en el medio, me da lo mismo la posición”, aseguró.

Por último, se refirió al triunfo de Boca que lo pone a seis de River (que enfrenta este jueves a Talleres) y que lo mantiene en la pelea por el campeonato. “Arrancamos perdiendo, pero lo pudimos darle vuelta y así darle una alegría a la gente”, aseguró quien justamente se llevó todos los aplausos de la Bombonera.

Mirá también

Mirá también

No es menor: Almendra, el que querían los poderosos de Europa, está de regreso, cuando el año pasado estuvo a punto de tirar su carrera. Y el equipo de Battaglia no sólo lo disfruta. Además, lo necesita. Contra el Tomba volvió a quedar clarito…

Venía de dos goles en dos partidos

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here