El gesto de un jugador mexicano para achicar la grieta con El Salvador

0
74


Este miércoles El Salvador recibió a México y los visitantes ganaron 2-0, pero una vez más la rivalidad entre estos dos países se sintió. Hubo más de una situación en la previa al encuentro que demostró que la Tricolor no era bienvenida, pero Jonathan dos Santos tuvo un gran gesto que sirvió para achicar la grieta entre ambas regiones.

La noche anterior al cruce por las Eliminatorias rumbo a Qatar 2022, hinchas locales se habían acercado al hotel donde se alojaban los dirigidos por Gerardo Martino y con bombos y platillos perturbaron el descanso de la selección. Aun así, luego del partido hubo un local que se encontró con el jugador que actualmente milita en Los Angeles Galaxy y le pidió sacarse una foto. Ante esto, dos Santos no sólo le concedió el deseo sino que además le regaló su camiseta.

Mirá también

El gran gesto de Jonathan Dos Santos. Créditos @tudnmx

El gran gesto de Jonathan Dos Santos. Créditos @tudnmx

A pesar de que el mediocampista no tuvo rodaje en el último partido, su actitud sirvió para tratar de combatir un poco aquella histórica rivalidad y el fanático contó: “Yo le pedí una foto, pero él decidió regalarme la camiseta”. Una gran actitud ya que en el encuentro, los mexicanos que pudieron acceder al partido no vivieron un grato momento ya que los locales les arrojaron botellas y otros elementos lo que generó una turbulenta salida del Estadio Cuscatlán. 

¿De dónde nace la rivalidad entre México y El Salvador?

A la hora de analizar por qué los encuentros entre México y El Salvador fueron históricamente atravesados por distintas rispideces hay un hecho particular que puede servir de referencia. A pesar de que hay otros acontecimientos políticos que también colaboraron con la rivalidad, en el plano futbolístico hay uno puntual que tuvo lugar en las Eliminatorias por el Mundial de Estados Unidos de 1994.

Mirá también

“Al Mundial no vamos, pero a México le ganamos”, es la emblemática frase que reivindican los de El Salvador luego de que el 4 de abril de 1993 ganaron 2-1 en la primera victoria ante la Tricolor. En aquel encuentro que se disputó en el Estadio Cuscatlán, donde también jugaron este miércoles, los hinchas llevaron una bandera con aquel emblema que acuñaron y reivindican desde aquel entonces.

La frase nació en respuesta a un periodista mexicano, Fernando Marcos, quien había dicho que en Centroamérica se jugaba con pelotas cuadradas y con una actitud bastante soberbia quiso demostrar la supremacía mexicana. Aun así, los de El Salvador crearon su lema y lograron imponerse en el campo de juego.

A pesar de que este miércoles fueron los de Gerardo Martino quienes ganaron por 2-0 gracias a los goles de Héctor Moreno y Raúl Jiménez, la rivalidad no se olvida y pica entre ambos se mantiene. Es justamente por eso que el gesto del hincha que se acercó a pedirle la foto a Jonathan dos Santos y la actitud del jugador al entregar la camiseta cobran otro valor . 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here