Julián Álvarez oro

0
2


Ya no es ninguna revelación: Julián Álvarez es una realidad desde hace rato, destella su brillo futbolístico cada vez con mayor intensidad en River y su nivel consagratorio en el superclásico del domingo lo colocó, inevitablemente, en un lugar aún más preponderante del que ya tenía en el primer plano de la vidriera del mercado mundial.

Mirá también

A los 21 años y con presente de Selección, El Niño Maravilla, como lo rebautizó Nico de la Cruz, está en estado de gracia. Con siete goles y tres asistencias en el semestre, participó en el 32% de los 31 festejos de River (28 en la LPF y tres en la Copa Libertadores) y por eso el Muñeco se animó a pedirle “un guiño” a Scaloni para poder tenerlo ante Banfield, aunque el DT de la Selección no hará ninguna excepción con los convocados para la triple fecha de Eliminatorias.

Mirá también

Mirá también

Con los dos Súper goles, Álvarez igualó dos marcas históricas contra el eterno rival: metió un doblete en el primer tiempo, un récord compartido nada menos que con Bernabé Ferreyra, Walter Gómez, Pinino Más y Morete, entres otros, y sumó tres gritos al hilo ante Boca (el anterior fue el 1-1 de cabeza en los cuartos de la Copa de la Liga, el 16/5), como no sucedía desde el 99 con Martín Palermo y, en River, desde el 78 con el Beto Alonso.

Mirá también

El ciudadano ilustre de Calchín al que el intendente Claudio Gorgerino (fana de la Banda como él) le mandó un mensaje de WhatsApp pidiéndole que en la primera chance que tuviera el domingo le apuntara “a la cabeza” de Agustín Rossi, partido a partido sigue incrementando su cotización, cada vez más cercana al monto de la cláusula de 25 millones de euros y más lejana a los diez millones de dólares más bonos que a fines de julio ofreció el Orlando City de la MLS y que desde las oficinas del Monumental rechazaron de una por considerarla insuficiente para una joya.

Mirá también

Según el sitio Transfermarkt, hoy su valor supera los u$s 17.000.000 y por su presente y su enorme potencial los expertos pronostican un futuro en alguno de los clubes de elite de Europa antes que en los de segunda línea como el Ajax o el Aston Villa que lo tuvieron en su punto de mira en la ventana de verano en el Viejo Continente. Por eso, el presidente de River que suceda a Rodolfo D’Onofrio en las elecciones del 4/10 -el candidato oficialista Jorge Brito asoma como un natural ganador- tendrá que abocarse, inmediatamente después de intentar la continuidad de Gallardo, a resolver el tema de la renovación del contrato de Julián, ya que su vínculo caduca el 31 de diciembre de 2022 y a partir del mercado de julio podría empezar a negociar su futuro como agente libre, más allá de que su caso sería más similar al de Montiel (firmó antes de su venta al Sevilla) que al de Borré (se fue con el pase en su poder).

Mirá también

El 9 de River no es sólo el mejor jugador del ámbito local, el MVP del equipo del Muñeco desde la lesión de Matías Suárez y un futbolista de Selección que profundizó su evolución al entrenar y tirar paredes con los mejores futbolistas del mundo: el promisorio delantero es, también, una de las principales imágenes de la institución, que promociona la venta de la indumentaria oficial del club con su perfil humilde y ultraprofesional, y se convirtió en un referente que imanta a los fanáticos más jóvenes.

Mirá también

Porque es mucho más que una prometedor talento: Julián Álvarez oro.

Mirá también

Mirá también

Sus doblete contra Boca

El cabezazo en La Bombonera

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here