En la vuelta del público a Mataderos, el Torito no pudo romper el cero

0
2


Que importante es la vuelta del público. En un partido donde las imprecisiones fueron la moneda común, los hinchas se encargaron de que los jugadores de Chicago no bajen los brazos ante el bajo nivel. Ahí el mayor cambio respecto a la jornadas previas donde el equipo era muy fácil de tumbar anímicamente.

Mirá también

Si bien el desarrollo del juego y las chances más claras las tuvo Temperley, el Torito demostró mucha garra y compromiso en la recuperación de la pelota. Sin embargo, la presión no es colectivo lo que hace que sea sencillo contrarrestarla.

Mirá también

El Gasolero controló los tiempos del encuentro y casi no sufrió abajo, sacando algunos contraataques en el final. Su problema estuvo en la falta de contundencia en el último toque. Agustín Allione fue quien se hizo cargo de los ataques, sin embargo, Franco Díaz, Agustín Toledo y Facundo Pumpido no aprovecharon sus ocasiones claras cuando estuvieron frente al arco en la primera mitad.

Mirá también

El segundo tiempo fue más desprolijo con reiteradas faltas en la mitad que pausaban la circulación. Quienes más beneficiado se vieron con este formato fueron los de Mataderos, a través de Víctor Beraldi, que dejaron de tener la cancha inclinada. Un empate que no le sirve a ninguno, pero la fiesta para Chicago estuvo igual, volvió su gente. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here