Gaudio vs. Coria, una historia del odio al amor

0
70


Este lunes se hizo oficial la designación de Guillermo Coria como nuevo capitán del equipo argentino de la Copa Davis y finalmente el Mago será quien reemplazará a Gastón Gaudio en el cargo. La historia entre estos dos está atravesada por el amor y el odio y a pesar de que históricamente la rivalidad fue lo que primó entre ambos, según el Gato la relación habría mejorado en los últimos tiempos.

Mirá también

El vínculo entre estos dos cracks del tenis argentino dio mucho contenido para la prensa, que se hizo un festín con cada chicana que volaba de un lado y del otro de la red en cada enfrentamiento. Incluso el fútbol llegó a dividirlos: un fanático del Millonario vs. un fanático del Rojo. Aun así, para recordar su rivalidad hay que remontarse al 2001 y aquella emblemática escena en Viña del Mar, Chile, que fue capturada por las cámaras. 

En ese momento los dos iban en búsqueda de su primer título profesional del ATP y fue Coria quien se quedó con el triunfo luego de imponerse tras un ajustado 4-6, 6-2 y 7-5. En el instante que consiguió la victoria, el Mago festejó desaforado imitando la celebración del emblemático jugador de River, el Matador Salas.  Ahí arrancó la historia. Pasaron siete días para que Gaudio remontara el historial al ganarle los cuartos de final en dos sets en Buenos Aires. Claro que no se iba a quedar atrás con las celebraciones y también le dedicó un bailecito y agitó la bandera de Independiente.

Mirá también

A la hora de recordar aquel encuentro, en una entrevista con Radio Mitre, Coria contó: “Gaudio se calentó porque en Viña del Mar, cuando le gané, le hice el festejo de Salas. Después él me la devolvió en Buenos Aires cuando ganó y me tiró la bandera de Independiente”. La rivalidad se potenciaba y la diferencia de estilos de cada uno se volvía más pronunciada.

Gaudio y Coria en Roland Garros

Gaudio y Coria en Roland Garros

Ambos tenían un gran nivel en la superficie de polvo de ladrillo y los dos consiguieron la misma cantidad de títulos en las canchas lentas: ocho. Aun así, les tocó convivir con la imagen del otro y crecieron mirando de reojo las conquistas de su eterno rival. Otro de los encuentros que marcó la historia fue en las semifinales del Masters Series en 2003 donde Gaudio explotó y le dijo: “¿Qué te pasa? Si mirás mal te cago a trompadas gil”.

Fue en la competencia que se desarrolló en Hamburgo cuando Coria pidió asistencia por calambres y después ganó 6-0 el set final. Rengueando, el ganador se acercó a saludarlo y ahí el Gato lanzó la emblemática frase. La bronca siguió en los vestuarios cuando del discurso pasaron a la acción y Gastón llegó a agarrar del cuello a su rival. 

La mítica final de Roland Garros en 2004

El domingo 6 de junio de 2004 se enfrentaron en París y uno de los dos conseguiría el segundo título para Argentina luego de que Guillermo Vilas lo ganara en 1977.

Coria llegaba como número 3 del ranking mundial, pero atravesaba un momento complicado tras un doping positivo que sería el segundo en su carrera. Quien relata esto a la perfección es el periodista Alejandro Prosdocimi en su libro La Final donde cuenta el calvario que vivió el Mago intentando probar que el positivo era por una sustancia que había sido suministrada por los fisioterapeutas de la ATP para recuperar electrolitos. 

Coria y Gaudio tras la final de Roland Garros

Coria y Gaudio tras la final de Roland Garros

Mientras tanto, Gaudio seguía mejorando su nivel y pasó del puesto 45º al 7º en meses. Finalmente, Coria pudo probar su inocencia y se midieron en la cancha Philippe Chatrier. Fue ahí donde tras una definición infartante en cinco sets, Gastón se consagró campeón y su rival expresó en la premiación: “Quiero felicitarlo. Levantó dos match points y eso no lo hace cualquiera. Se lo merece por los momentos difíciles que ha pasado en su vida. Felicitaciones, Gastón. Tuvimos problemas antes pero la verdad que como jugador sos un grande”.

Después del odio viene el amor

Tras tantos años de rivalidad y chicanas, competencia y destrato, hoy el Mago queda a cargo de la capitanía de la Copa Davis luego de que el Gato ocupara ese cargo desde 2018. A la hora de analizar el vínculo con su eterno rival, contó en una entrevista con Radio La Red: “Con Guillermo y con todos los chicos estuvimos 20 años viajando por el mundo, ya está. Está todo bien, es una persona que al final terminás queriendo, pasaste toda una vida juntos, es imposible que te lleves mal por algo que ya pasó y que hablamos un montón de veces”.

Luego de la victoria ante Bielorrusia en el Buenos Aires Lawn Tenis Club, comunicó que dejaría el cargo ya que su acuerdo había sido por tres años. Además consideró que era tiempo de que alguien más siguiera en ese lugar y por qué no, Guillermo Coria: “Me parece justo que yo cumpla con lo que prometí y que él tenga la oportunidad. Estamos acá por el bien del tenis, acá hay cero pesos, lo hacemos porque amamos el deporte”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here