nueve titulares y dos puestos en disputa

0
7


Marcelo Gallardo tiene nueve casilleros del equipo para el superclásico que se presentan como una fija: Armani en el arco, Casco, Rojas, Paulo Díaz y Angileri en defensa, ya que David Martínez está prácticamente descartado porque no se recuperó de su desgarro en el cuádriceps izquierdo; Enzo Pérez y De la Cruz en el mediocampo; y Carrascal y Julián Álvarez en ataque. Así, el entrenador aún tomar dos decisiones fundamentales: qué jugador sumará a la defensa o al medio, algo que podría ser determinante en el dibujo táctico, y quién será el tercer punta o dupla ofensiva del 9 cordobés.

Mirá también

La estrategia adoptada por el Muñeco para que Matías Suárez se recupere en forma óptima de su segunda sinovitis de rodilla derecha de 2021 parece haber sido exitosa, pues el delantero no sólo trabaja a la par de sus compañeros sino que además el cuerpo técnico confía en que pueda formar parte de la alineación titular contra Boca. Aunque si el deté considera que el cordobés no llega en su mejor versión tiene dos alternativas valiosas a mano: el goleador Braian Romero o el juvenil Benjamín Rollheiser, que jugó de entrada en las dos últimas fechas, ante Arsenal y Central Córdoba de Santiago.

Mirá también

En defensa, en tanto, es más complicado que se produzcan retoques. Porque David Martínez todavía siente molestias en la zona desgarrada al realizar movimientos específicos. Los plazos dan justos: el domingo se cumplirán 17 días de rehabilitación de los 21 proyectados. Mientras que en el medio Napoleón tendrá que elegir entre la frescura de Santiago Simón, la fineza de Agustín Palavecino o el músculo de Bruno Zuculini, salvo que meta un batacazo con Leo Ponzio

La posibilidad de un sistema con tres en el fondo

Gallardo siempre maneja la posibilidad de utilizar un esquema con tres zagueros. Es cierto, en este caso la casi segura ausencia de Martínez le limita las opciones, aunque tanto Zuculini como Ponzio y el pibe Felipe Peña pueden cumplir el rol de stopper junto al chileno Díaz y Rojas jugar como líbero. De todas formas, tanto el capitán como el juvenil llegan con falta de ritmo de competencia y Zucu no convence al entrenador en esa posición. Igualmente, con el Muñeco siempre hay que dejar una ventana abierta para cualquier sorpresa, y más cuando se trata de un superclásico.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here