La devastadora situación que vivió el extenista Mark Philippoussis

0
21


Mark Philippoussis, extenista australiano, contó un devastador relato de los que pueden haber sido los peores años de su vida. Su familia apostó todo por él y llegó a ser el número 8 del mundo, aunque el mal manejo de sus recursos económicos y las constantes lesiones que sufrió lo llevaron a vivir una dramática situación junto a sus seres queridos.

Philippoussis llegó a ser el número 8 del mundo.

Philippoussis llegó a ser el número 8 del mundo.

Si bien integró el Top 10, llegó a dos finales de Grand Slam (US Open 1998 y Wimbledon 2003) y ganó un Masters 1000 de Indian Wells (1999), las cosas fueron empeorando hasta llegar a un momento límite. A sus 44 años, en la actualidad es protagonista del reality SAS Australia de su país, donde contó la estremecedora experiencia.

Mirá también

EL DEVASTADOR RELATO DE PHILIPPOUSSIS

“Mi familia es mi mundo, es mi prioridad, mi todo. Tenía el sueño de convertirme en un tenista profesional y mi familia puso todo en juego. Mi padre tenía un buen trabajo en un negocio bancario y renunció porque dijo que quería ayudarme a cumplir mis sueños, así que dejó sus sueños y trabajé muy duro para cumplir los míos”, comenzó.

Las lesiones se volvieron una constante para el australiano, que en 2009 tuvo que pasar por su sexta cirugía de rodilla: “Cuando sos deportista, lo último en lo que querés pensar es en lo que siempre te dicen: ‘Ahorrá para un día lluvioso’. Sentís que sos débil cuando te lesionás y tenés algo que respaldar. No podés pensar de esa manera porque tenés que seguir adelante, tenés que recuperarte y estar bien. Estuve afuera unos meses. No podía permitirme mucho, tuve que pedirles a mis amigos que compraran comida“.

Mirá también

De los títulos y finales, a las lesiones y una profunda crisis económica.

De los títulos y finales, a las lesiones y una profunda crisis económica.

Mirá también

“Comíamos pasta de repollo los siete días de la semana, hasta que terminó siendo una de mis comidas favoritas. Mi madre decía que era ‘comida de pobres’ porque es muy simple. Me sentí muy avergonzado porque ellos me dieron su sueño y mi responsabilidad era cuidarlos. Estaba en un lugar oscuro y tenía depresión. No hay mayor dolor que ver a mis seres queridos sufrir por mis actos”, agregó el extenista.

Más allá de las constantes lesiones, Philippoussis se arrepiente de no haber escatimado en gastos mientras se encontraba en la cumbre del tenis mundial, dado que su crisis económica también puede explicarse por haber despilfarrado gran parte de su dinero en autos de lujo, 15 motos y más propiedades de valor.

Mirá también

“Pagar facturas y no tener ingresos ha sido difícil durante varios años, pero todos tienen que pasar por ello”, concluyó el australiano a quien, durante su peor momento, en 2009, estuvo a punto de caerle un embargo en su casa familiar por un retraso en los pagos de la hipoteca, por lo que tuvo que ir a juicio para evitarlo. 

Mirá también

Mirá también

Mirá también

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here