Por qué este año el Mellizo no puede dirigir a Racing

0
17



Diciembre queda cerca en el almanaque, pero para Racing aparece lejos… A 11 puntos de la cima en la liga, eliminado de la Copa Argentina y hoy afuera de la zona de Libertadores 2022, la caída ante Argentinos estiró a siete los partidos al hilo sin triunfos y el equipo se sumergió un poco más en su mal año. En el medio está Claudio Úbeda, el hombre que reemplazó a Pizzi para “dar una mano”, según palabras de Víctor Blanco, presidente de la Academia. Y parece que no se la soltarán hasta fin de año, tal como estaba planeado desde un principio. Principalmente, porque hoy ninguno de los entrenadores que gustan en el club puede tomar las riendas. Por uno de ellos ya intentaron en estos días: Guillermo Barros Schelotto. Y rápidamente surgió una traba ineludible.

Rubén Capria, asesor futbolístico, dialogó con Gustavo (viven en el mismo barrio de La Plata) para tantearlo sobre la posibilidad de que se hicieran cargo del equipo ahora. No obstante, enseguida apareció un obstáculo. Según le detallaron a Olé, si bien ya no dirigen en Los Ángeles Galaxy, allí mantienen un contrato que vence el 31 de diciembre próximo, con una cláusula que les impide, hasta esa fecha, trabajar en otro club de la Argentina o de los Estados Unidos. “Los Mellizos están esperando alguna otra propuesta del exterior”, le contó a este diario una fuente muy confiable.

¿Y SI LOS MELLIZOS DESEMBARCAN EN 2022?

Descartado entonces para este año, si la Academia no contrata otro DT en lo que resta de 2021, muy probablemente le dejen alguna puerta abierta en 2022 porque es uno de los entrenadores que reúne consenso en la comisión directiva, con Banco siempre muy interesado en tenerlo. Claro que esa posibilidad a mediano plazo tendrá vida siempre y cuando el ex conductor de Boca no agarre antes las riendas de otro equipo. Además, debería seducirlo el proyecto deportivo y la oferta económica. Más allá de la cláusula existente, quedará como un interrogante si hubiera aceptado hoy ponerse al frente de un plantel que no armó y al que le falta jerarquía del medio hacia adelante.    

Los dirigentes ven que a Úbeda le está costando mucho enderezar el rumbo del equipo, que ya venía muy torcido con Pizzi. Pero hoy no encuentran otro camino que mantenerlo en el puesto, dado que no hay otros nombres con chapa que estén desocupados o tengan ganas de hacerse cargo de un plantel devaluado. Tras le despido de Pizzi, el Cacique Medina fue apuntado cuando amagó con irse de Talleres. Pero se quedó y está en lo más alto de la tabla, con serias chances de afrontar la LIbertadores próxima. Su vínculo con la T caduca en diciembre y seguramente la dirigencia haga un esfuerzo económico para intentar retenerlo.

EL JEFECITO, AGENDADO POR BLANCO

El otro apellido en carpeta, de cara a 2022, es el Javier Mascherano, también ligado a la AFA hasta fin de año (trabaja en el área de metodología) Blanco ya reconoció públicamente que está en carpeta para iniciar su carrera como entrenador en el club, con la experiencia que le dejó su riquísima trayectoria en Europa y su basta permanencia como titular indiscutido en la Selección.

SI Racing no ingresa a la Liberadores 2022, esto le jugará en contra en lo económico y perderá un elemento seductor para cualquier entrenador. Llegue quien legue, está claro que el club necesita una reconstrucción del plantel para recuperar el nivel de competitividad que tuvo hasta hace un par de años, cuando ganó dos títulos de la mano de Eduardo Coudet.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here