La Súper rutina: Boca puso primera

0
7


Nunca es una semana más. Por más que empiece como todas, con trabajos en el gimnasio, con alguna actividad física más liviana, los martes previos a los superclásicos tienen ese no sé qué. Son de mínima, la primera marcha, empezar a mentalizarse en el partido más esperado. Y para Sebastián Battaglia, en particular, la primera evaluación de sensaciones para ir definiendo el 11 de Boca que jugará el domingo ante River en el Monumental.

El DT de Boca, en efecto, vivió este Súper durante toda su carrera. Y sabe bien que los semblantes anímicos, la confianza, cómo se muestra un jugador en los días previos, de qué manera los lleva, también definen puestos. Independientemente de eso, Battaglia tiene una base, a la que le fue dando forma en estos primeros partidos de su ciclo y que seguramente va a respetar.

Mirá también

Mirá también

Sobre todo, en la faz defensiva, donde parece tener las cosas más claras. Allí, con Rossi en un gran nivel y ya metido en el staff de arqueros de la Selección (no fue convocado de primera mano, pero quedará como arquero de Reserva para la triple fecha de Eliminatorias de octubre) y con los centrales brindando máxima seguridad, la chance de que sean acompañados por Advíncula y Fabra parece bien clara.

Primero, porque el peruano hoy no tiene competencia directa (Weigandt recién se está recuperando de un desgarro) y porque el colombiano levantó su nivel en los últimos dos partidos. De hecho, él mismo contó que se siente mejor tras el dolor por la muerte de su padre, que lo afectó mucho en lo futbolístico.

Campuzano fue guardado ante Colón por tener cuatro amarillas. Es fija en Núñez. (Prensa Boca)

Campuzano fue guardado ante Colón por tener cuatro amarillas. Es fija en Núñez. (Prensa Boca)

Así, las dudas del DT están puestas en el mediocampo y en el ataque, donde igualmente tiene algunos integrantes ya definidos (Campuzano, por ejemplo, fue guardado contra Colón por tener cuatro amarillas). Como fuera, será algo que irá resolviendo con el correr de la semana, como hizo en estos ocho partidos que lleva invicto (siete por la liga y uno por Copa Argentina).

Mirá también

Mirá también

En efecto, Battaglia tiene una metodología que en ese sentido se parece a la de Gallardo: la de no dar pistas hacia afuera del 11 que está pensando puertas adentro. Y casi siempre, mete alguna sorpresa cuando sale la planilla definitiva, apenas unos minutos antes del inicio del partido. Todo indica que así será otra vez.

Desayuno y almuerzo obligatorio

Por lo pronto, el plantel se presentó bien temprano en el predio de Ezeiza. Ya a las 7.30, los jugadores estaban citados para comenzar la mañana con un desayuno que es obligatorio para todo el plantel por pedido del cuerpo técnico. La idea de esto es que los jugadores arranquen la jornada con la alimentación adecuada. De hecho, también es obligatorio para todos quedarse a almorzar. Si bien la rutina no es nueva, toma otra trascendencia esta semana superclásica.

La idea, en principio, es que el plantel se concentre un día antes de lo previsto, para tomar otro recaudo más teniendo en cuenta la trascendencia del partido. Además, para fortalecer la unión grupal, otra de las claves de la levantada en estos siete partidos de Liga (cinco triunfos y dos empates).

Mirá también

Después, la mañana del martes en Ezeiza arrancó con trabajos en el gimnasio, como suele pasar los primeros días de la semana. Y a media que avancen las horas y los días, Battaglia empezará a definir el equipo que irá por el gran golpe de su ciclo: continuar la racha que inició Miguel Russo (doble eliminación por penales en la Copa de la Liga y en la Copa Argentina) y pegar su primer pleno como entrenador nada menos que contra River, en el Monumental y con el regreso del público a los estadios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here