los chiquitos de Boca practicaron con la Primera

0
71


“Para mí el predio es el lugar más lindo de todos. Donde vienen los nenitos más chiquitos, donde está el primer equipo. Donde uno tiene los sueños que quiere cumplir. Donde tenemos la suerte de contar con muchos entrenadores que fueron jugadores de fútbol. Que han sido campeones del mundo, que han sido campeones de América…”.

Juan Román Riquelme había presentado así al Centro de Entrenamiento de Boca. Y en estas horas, en la previa al partido de este domingo ante Colón, en Ezeiza se pudo ver algo de eso: los chicos de las Juveniles mezclados en una misma cancha con los jugadores de Primera.

Aunque esta vez, claro, se trató de una iniciativa del propio Sebastián Battaglia, actual DT del plantel profesional, quien justamente es el encargado de ir metiendo a los pibes del club en el ruedo de la máxima categoría.

Mirá también

Así fue que los chiquitos de la categoría 2008 y 2009 del club vivieron una jornada inolvidable. No sólo porque pudieron tener contacto cara a cara con muchos de sus ídolos, sino entrenarse con ellos y en el final sacarse fotos e intercambiar algunas palabras.

La idea es que los más pequeños se vayan metiendo así en su propio futuro, con el ADN xeneize más arraigado, con un vínculo más cercano con quienes pueden parecer inalcanzables para ellos, a pesar de entrenarse en el mismo lugar.

Mirá también

Pavón con uno de los chicos que compartió la práctica con él.

Pavón con uno de los chicos que compartió la práctica con él.

Mirá también

“Estamos orgullosos de ponernos la remera de Boca, de ver a los chiquitos con esa remera. Que puedan ver entrenar a Tevez, que puedan ver a Cardona. A nosotros no nos pasó eso. No tuvimos nunca esa suerte y queremos que ellos lo puedan vivir cada día, que aprendan cada día, que sueñen que pueden ser igual que ellos”, fue otra de las frases de Riquelme, al presentar la cuenta del predio de Boca.

Carlitos ya no está, pero sí sigue Edwin. Y además, están Salvio, Pavón, Rojo, Izquierdoz, los referentes del equipo, con quienes los chicos vivieron una experiencia única.

Así fue que uno por uno, los chicos de esas dos categorías, de entre 12 y 13 años, fueron saludando a los jugadores de Primera, algunos hasta se abrazaron con quienes idolatraban más y luego pudieron participar de distintas actividades juntos, como hacer un loco con los jugadores de Primera y hasta patearle algún penal a Rossi, el héroe de las últimas definiciones de Boca por esa vía.

Battaglia, el DT de la Primera, saludando a uno de los chiquitos.

Battaglia, el DT de la Primera, saludando a uno de los chiquitos.

Mirá también

Que pasen los que siguen

La idea es que jornadas de este tipo se vayan repitiendo con mayor frecuencia. Porque la intención es justamente que los chicos vayan teniendo relación directa con sus sueños, acaso con su propio futuro. Los pibes de la categorías más chicas fueron los primeros, pero ahora seguramente será el turno de nuevas divisiones.

Mirá también

En definitiva, la búsqueda integral del predio de Ezeiza está ahí, en que haya una mancomunión entre la Primera, la Reserva y los Juveniles.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here