el día de furia de Beccacece

0
7


No tuvo autocontrol, Sebastián Beccacece. Ese don que su Defensa suele tener al jugar, el de la paciencia hasta una especie de modo Zen para desactivar partidos cerrados, fue lo que faltó al entrenador de 40 años en el encuentro frente a San Lorenzo, a punto tal que sus reacciones desmedidas le valieron algo más que un reto arbitral y una tarjeta amarilla: recibió hasta una contravención…

El deté se mantuvo tranquilo hasta los 28′ del primer tiempo, cuando a instancias de su segundo asistente -Diego Verlotta- el juez Fernando Espinoza anuló un ataque de Walter Bou por una milimétrica posición adelantada, incalculable, de las constatables únicamente con VAR. Segundos después del fallo, Beccacece reclamó acaloradamente y fue sancionado por el árbitro con una amarilla.

La segunda reacción desmedida del head coach de Defensa fue sobre el final del partido, cuando a los 42 minutos del segundo tiempo -y el trámite 2-1 a favor de San Lorenzo- un remate de Bou dio en uno de los brazos de Alejandro Donatti.

El equipo y el propio Beccacece reclamaron penal. Sin embargo, Espinoza no consideró que el jugador local ampliara el volumen del cuerpo, dejando seguir un ataque que acabaría en remate cruzado de Pizzini.

La reacción de Beccacece y el acta

Beccacece y un cruce con Paolo Montero (Juan Manuel Foglia).

Beccacece y un cruce con Paolo Montero (Juan Manuel Foglia).

Esta última situación fue la que terminaría desencadenando el enojo de Beccacece, quien una vez finalizado el encuentro: tomó una botellita de agua del césped y la arrojó a la platea Norte baja del Pedro Bidegain antes de retirarse del campo de juego.

En la boca del túnel, ya camino a los vestuarios, el DT fue interceptado por efectivos policiales, con los que tuvo una breve discusión que fue captada por las cámaras de la transmisión oficial. Y, según pudo averiguar Olé, se le labró un acta contravencional por incitación a la violencia.

Esta concatenación de situaciones terminarían derivando en la suspensión de la conferencia de prensa del técnico, quien cerraría así una tarde de furia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here