de ser figura en el triunfo de Unión al llanto

0
82



Mauro Luna Diale vivió el partido que esperaba desde hacía tiempo en lo personal. Después de ser operado en febrero por una rotura de meniscos en la rodilla derecha, y de resentirse en julio, este domingo volvió a ser titular. Su última vez en esa condición había sido en el empate 1-1 con Huracán. Venía de entrar desde el banco ante Gimnasia, pero la descarga emotiva le llegó contra el Patrón: figura con un doblete que le dio el triunfo a su equipo luego de tres caídas, el futbolista quebró en llanto una vez terminado el encuentro.

“Dejame mandarle un saludo a mi familia, mi mujer y mi nena, que siempre me acompañaron. Estoy muy contento, estos goles son para ellos”, expresó Luna Diale, con lágrimas y un nudo en la garganta en la parte final de sus declaraciones. “Tengo mucha emoción. Fue muy difícil. Fue mucho tiempo afuera de las canchas. Estoy muy contento de volver y ayudar al equipo”, había dicho unos segundos antes.

El antecedente más inmediato del atacante de 22 años en la red databa de enero de este año, curiosamente también ante el Patrón: anotó en la derrota por 2-1. Esta vez no sólo que el Tatengue ganó, sino que además lo hizo con él como el futbolista más determinante. Con sus gritos por partida doble, llegó a cinco con la casaca de Unión, que a mitad de este año, previo a que se averiara de nuevo de la rodilla, ejecutó la opción de compra que Boca le había fijado por la mitad de la ficha. El club también le adquirió al Xeneize el 50% del pase de Ezequiel Cañete, otro que se lesionó.  

Dentro de su felicidad, de su sentimiento a flor de piel, Luna le dedicó unas palabras al técnico que se alejó de la institución después de la eliminación del patrón en la Copa Argentina, a manos de Boca, Le estamos muy agradecidos a Juan Azconzábal por todo lo que nos brindó y enseñó. Hay que tratar de pasar esta página, apuntar hacia adelante para mejorar esta situación. Hay material, tenemos con qué”, dijo en relación a la mala campaña.

EN ANÁLISIS DE LA VICTORIA DE UNIÓN

Unión le dio cocción al triunfo de a poco. Cuando pudo salir de ese pozo oscuro del partido, de la mediocridad por tantas imprecisiones de ambas veredas, empezó a darle textura a una victoria justificada. Apoyado en Mauro Luna Diale, autor de un doblete, y en el aporte ofensivo de Gastón González, el Tatengue se sacó de encima a un desconcertado Patronato. Y así se liberó del nudo de las tres derrotas en fila, sin goles en contra y con la presencia de Marcelo Mosset como técnico interino tras la salida de Azconzábal.

Mientras busca nuevo entrenador, el cuadro de Santa Fe se hizo de tres puntos que necesitaba muchísimo para nutrir su confianza. Y esgrimió argumentos para llevarse el encuentro. El Tate abrió sus alas a poco de iniciada la segunda parte, cuando Luna Diale le ganó la posición bien (en un cuerpo a cuerpo) a Oliver Benítez y definió. Un rato después, en otra de las pocas buenas jugadas colectivas que entregó el partido, el mismo jugador le puso el sello al segundo. Intratable, infalible. Pura efectividad la de Luna Diale.

PATRONATO SE SALVÓ DE LA GOLEADA

Ya con el Patrón más adelantado, Unión estuvo a tiro de meter más goles. Matías Ibáñez le tapó un mano a mano a Gastón González y Corvalán reventó un tiro en el travesaño. El local, con espacios, era directo y necesitaba pocos toques para pisar el área.

Aun en el peor momento del desarrollo, sobre todo en ese primer tiempo aburrido y hasta ordinario, Unión fue más incisivo. Con poco, sí, pero lo fue a partir de algunos intentos de Cuqui Márquez con remates y otro tiro de Pittón, todos desviados.

El conjunto de Paraná, muy carente de recursos, no supo como lastimar. Sin cambio de ritmo, muy monótono, con envíos largos que no lo ayudaron y ausencia de remates de afuera con destino de arco. Pese a su falta de imaginación y sus limitaciones, sobre el final tuvo dos chances claras, ambas con Sosa Sánchez. Sin embargo, Moyano, que hasta ahí casi no había tenido participación, respondió muy bien. Ni esa le salió a Patronato, que arribó a siete juegos sin ganar por Liga y recientemente eliminado de la Copa Argentina a manos de Boca. Además, necesita sumar para su promedio más allá de que en este 2021 no habrá descensos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here