Así recibió el Camp Nou a su nuevo 10

0
16


No son tiempos sencillos en el Barcelona. Al cimbronazo de la salida de Lionel Messi antes del inicio de la temporada, le siguieron las deudas económicas, las internas entre Ronald Koeman y le dirigencia y un arranque en la Liga y en la Champions League lejos de los mejores momentos del club.

Mirá también

En medio de todas esas turbulencias, el Barsa tuvo un día casi perfecto después de muchos cachetazos. Después de un par de empates consecutivos ante el Granada y el Cádiz, el equipo que conduce el neerlandés venció con claridad al Levante por 3-0 y le regaló un lindo triunfo a los hinchas en el estadio.

Mirá también

Pero lo cierto es que el Camp Nou presenció un hecho mucho más resonante que una victoria ante un débil equipo de la Liga española. Este domingo 26 de septiembre se produjo el regreso del número 10 al campo, aunque claro que esa emblemática camiseta no la vestía Messi sino Ansu Fati, que heredó el histórico dorsal y volvió a jugar tras 323 días.

Ansu se toca el pecho: empieza a ser clave en la reconstrucción del Barsa. AFP

Ansu se toca el pecho: empieza a ser clave en la reconstrucción del Barsa. AFP

Mirá también

El nacido en Guinea Bissau que juega para España ingresó en el minuto 81 pero ese puñado de segundos le bastó para convertir un golazo y sentenciar el partido ante un rival que no puso demasiada oposición. En época de vacas flacas, esto fue un mimo necesario no solo para el futbolista sino también para los hinchas.

Mirá también

EL VEREDICTO DEL CAMP NOU

El estadio del Barcelona, con 35 mil hinchas por el protocolo Covid que rige en esa región, habló. Y a pesar de que algunos futbolistas -como Sergi Roberto– y el equipo recibieron silbidos en algunos compromisos post era Messi, el apoyo para el chico de 18 años fue prácticamente unánime.

Mirá también

Tanto en el ingreso, cuando puso fin a 323 días sin pisar una cancha y a la era 10 d.M (después de Messi) como en el gol, que se gritó como si fuera el de la victoria y no un 3-0 en el tiempo agregado de la segunda mitad. Fati tiene el apoyo de los hinchas, que encontraron un héroe en el que depositar todo su cariño tras la ida de Leo. Quizás la primera ovación tras la partida de Messi.

Mirá también

Fati agradeció el apoyo. (AP Photo/Joan Monfort)

Fati agradeció el apoyo. (AP Photo/Joan Monfort)

Hasta en la salida del estadio hubo apoyo para la familia de Ansu. Todos estuvieron presentes en el Camp Nou y Boris, cuando se fue de la cancha con el resto del clan, tocó la bocina en señal de festejo ante el puñado de hinchas que esperaban la salida de los futbolistas y especialmente de Fati y los suyos para felicitarlos.

Mirá también

LA 10 NO LE PESA

Luego de finalizar el partido, el de Guinea Bissau se refirió a lo que significa usar el dorsal que siempre llevó Messi desde que se convirtió en el mejor jugador del mundo y de la historia del Barcelona. “El diez no es una presión. Es un orgullo llevarlo después de Leo. Gracias al club y a los capitanes”, sostuvo el chico,

Mirá también

“No me imaginaba un regreso así. Estoy feliz por la victoria, queda mucho por recorrer. Gracias a los doctores y a los fisios que han estado conmigo. Me alegro por ayudar al equipo y por mi familia que han estado sufriendo estos meses. Estoy muy agradecido a todos”, comentó en diálogo con la prensa una vez finalizado el partido.

Mirá también

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here