Almirante se llevó un puntazo de Mendoza

0
52



Era una final anticipada, se jugó de esa manera y se vivió de esa manera. Gimnasia y Almirante Brown sabían que ponían mucho en disputa en Mendoza. Después de la victoria de Tigre en la pelea del campeonato, los dos eran conscientes que necesitaban sumar de a tres para cumplir cada uno sus objetivos: por un lado, acercarse a los puestos de Reducido; por el otro, volver a estirar la diferencia en lo más alto. Sin embargo, pese a que no consiguió el triunfo, el líder se fue conforme con el punto que sacó.

Es cierto que la igualdad suena a poco y que el Matador se le acercó en el inicio de la recta final del torneo, pero La Fragata pudo salir a flote en un partido que siempre se le hizo cuesta arriba: estuvo tres veces en desventaja y pudo reponerse en la adversidad, una muestra del carácter que sembró Nardozza desde su llegada a Casanova y que está dando sus frutos.

El Lobo fue feroz desde el comienzo. Decidido a aprovechar el envión del 2-1 ante Chicago de la fecha pasada, jugó decidido y dejó una mejor imagen que su rival con la pelota en los pies. Aunque más allá de estar arriba en el marcador, nunca tuvo la solidez para mantener la diferencia: le dolieron demasiado los centros del García y los arqueros no estuvieron a la altura. Primero, Giovini salió lejos a cortar un centro. Luego, pudo haber hecho algo más en el 2-2 de Vera, en el que se terminó lesionando su hombro izquierdo. Y, como si fuera poco, el ingresado Giménez no estuvo firme en el último de los dos goles que metió Ibáñez.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here