así le fue a Boca

0
10


Fue el 10 de marzo del 2020, con una goleada 3-0 ante el Deportivo Independiente Medellín que demostró todo el poderío del Boca de Miguel Angel Russo que venía de ganar la Superliga 19/20 con Diego Maradona en la Bombonera como DT de Gimnasia y ya se candidateaba fuerte para la Copa Libertadores.

Mirá también

Mirá también

Mirá también

El coronavirus ya sonaba desde hacía rato en el mundo y una semana antes el Ministerio de Salud argentino había confirmado el primer caso en el país. Era un hombre de 43 años que había estado de vacaciones en Italia y España.

Lo que vino a partir de ahí en términos de salud lo sabemos y lo sufrimos todos, con más de 5.000.000 de casos, alrededor de 115.000 muertes, aislamiento, tapabocas y alcohol en gel. Y recién ahora aparece un alivio en el horizonte.

Mirá también

Mirá también

En el deporte y en el fútbol, luego de un parate por varios meses, lo que más tardó en aproximarse a la normalidad es el regreso del público a los estadios, lo cual quitó una parte central del espectáculo en el fútbol argentino en general y en la Bombonera en particular.

El 10 de marzo de 2020, la última vez de Boca con público.

El 10 de marzo de 2020, la última vez de Boca con público.

La Bombonera sufrió más que cualquier otro estadio del fútbol argentino. Pese a que el templo xeneize en sí sigue siendo una atracción en la cual los futbolistas extranjeros se sacan fotos, la falta de la gente que la desborda y parece caerse encima del campo de juego la dejó estática, muda, sin vida. Sin meter miedo a los rivales, digamos.

Mirá también

Mirá también

El partido de este domingo con Colón parece ser el último de la Bombonera desnuda, en la que Boca sufrió más de lo que celebró en los 28 partidos jugados que vinieron después de ese 3-0 frente al DIM, con más derrotas y empates que victorias, algo inédito en la historia del club y que se ve reflejado muy claramente en los números de los últimos 20 años.

A partir del 2000, Boca ganó 293 partidos en su estadio, empató 113 y perdió 64. Muchos más triunfos que la suma de empates y derrotas. Mientras que sin público durante la pandemia fueron diez victorias, 13 empates y 5 derrotas. Más partidos perdidos y empatados que ganados. Con un total de puntos obtenidos del 51 por ciento. La mitad más uno.

Mirá también

Mirá también

“Yo jugué con la Bombonera llena durante casi cinco años, no recuerdo un partido que haya tenido un espacio, que faltase gente. Para mí eso era Boca. Ahora, todo es muy distinto sin público, se te animan mucho más fácil. Espero que los chicos sientan ese apoyo en nuestra cancha y puedan hacer las cosas aún mejor de lo que la vienen haciendo”, dijo Jorge Bermúdez días atrás en una entrevista, marcando bien la diferencia.

Sin gente, según estudios que se hicieron en Europa en los primeros meses de la pandemia, al mismo tiempo en los equipos visitantes subió el porcentaje de triunfos y bajó la cantidad de futbolistas amonestados. “Si hubieran estado los hinchas, no sé si hubiera habido VAR”, opinó Jorge Ameal sobre la serie contra Atlético Mineiro, en la que Boca tuvo un gol anulado en la ida y otro en la vuelta.

Mirá también

Mirá también

Colón se espera que sea el último sin público (vuelva el 50, 70 o 100% como quiere Ameal) de un campeonato complicado de local, en el que Boca perdió con San Lorenzo, empató con Argentinos, Racing y Defensa y Justicia, y sólo le ganó hace tres partidos a Patronato, en el debut de Sebastián Battaglia. Colón se espera que sea el último y también el que termine con la mala racha. Boca no puede darse el lujo de seguir esperando por su gente para volver a ganar en la Bombonera.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here