tiene un récord que no es para festejar

0
20


Sorprendió de entrada. No sólo por su facilidad para acelerar con la pelota al pie y sacarse rivales de encima, también por la forma en la que esos mismos rivales no dudaban en talarlo de atrás para que no escapara y tomara al equipo mal parado. Así, Juan Ramírez se transformó enseguida en el jugador de Boca que más infracciones recibió y el que en un solo partido hizo amonestar a cinco rivales. Y lamentablemente, terminó en lesión.

Mirá también

Mirá también

Mirá también

En los 11 partidos que jugó desde su llegada de San Lorenzo e inmediato debut frente a Talleres entre la Liga Profesional y la Copa Argentina, Ramírez recibió 30 faltas cobradas por los árbitros, nueve por encima de Norberto Briasco, el escolta en esta dolorosa tabla de posiciones.

En cuanto a rivales que vieron la amarilla por pegarle a él, el récord lo logró River que sumó cinco amonestados en el partido jugado por los octavos de final de la copa local, entre Enzo Pérez (22′), David Martínez (24′), Gonzalo Montiel (43′), Bruno Zuculini (58′) y Braian Romero (64′).

Tenaglia (Talleres), Sánchez Miño (Estudiantes) y Lamberti (Platense) también fueron amonestados por infracciones sobre el mismo Ramírez.

Mirá también

El hecho curioso se dio el miércoles frente a Patronato, cuando a los 35 minutos el mediocampista zurdo de Boca llegó al área a disputar una pelota con Lautaro Geminiani, se produjo un fuerte choque, lo amonestaron a él y finalmente tuvo que dejar el campo por la lesión producida en esa jugada.

“La lesión se dio en la jugada del primer tiempo. Pedí el cambio enseguida porque me dolía y no podía seguir”, contó.

Lesión y parte médico

A Ramírez lo hicieron estudios el jueves y luego se conoció el parte médico que indicó un “esguince colateral lateral de rodilla izquierda”, con lo cual quedó descartado para el superclásico del 3 de octubre en el Monumental, en el regreso de los hinchas a los estadios argentinos.

Ese tipo de lesión no tiene una respuesta concreta sobre los plazos de recuperación, porque el ligamento colateral interno tiene respuestas muy variables, según le explicaron a Olé, por lo que puede mejorar rápido o tardar dos meses, según la evolución de cada jugador.

Hielo sobre la rodilla de Ramírez luego de dejar la cancha.

Hielo sobre la rodilla de Ramírez luego de dejar la cancha.

Si bien el volante no viene de sus mejores partidos, luego de que Battaglia lo probara de enganche frente a Rosario Central y por la derecha contra Patronato, está claro que es uno de los futbolistas desequilibrantes del equipo xeneize y su baja sin dudas se sentirá. Basta con recordar lo ocurrido en el pasado cruce con River y los cinco amonestados…

Para Battaglia es una ausencia que le genera preocupación importante, teniendo en cuenta que se trata del único volante que no tocó en sus siete partidos al frente del equipo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here