La Roma de Mou, al taco

0
9


La derrota de la fecha pasada, 3-2 en la visita al Verona, vino bien para no volar de más y poner los pies en el Coliseo. Y desde ahí, la Roma de Mourinho volvió a ser. Porque las seis victorias al hilo, tres por Serie A y tres por Conference League, pueden nublar la vista, pero no deben tapar el camino. Así, la Loba acomodó ideas, volvió a ganar y fue con gol de taco: 1-0 al Udinese.

Hace exactamente una semana, Roma superó 5-1 al CSKA Sofia en el Olímpico. Y a pesar de la goleada, Mourinho avisó, en conferencia de prensa, que el equipo no había jugado como él esperaba ni merecía meter cinco goles. El DT portugués ve cosas más allá del score y por eso esta Roma ilusiona. Porque no se conforma y porque, además, ahora gana partidos que en años anteriores perdía y lamentaba.

Mirá también

Por todo eso, el tropiezo de la fecha pasada no dolió tanto. A Mourinho, y sobre todo al mundo Roma, no le gusta perder, para nada. Pero las dos partes saben que eso puedo pasar. Y algo más: que de las victorias se aprende. Eso se vio este jueves en un Olímpico con público, gol de lujo y tres puntos para la bolsa.

El resumen del partido:

Ante Udinese, el equipo de la capital fue de mayor a menor. Dominó el primer tiempo desde posesión, territorio, plan de juego abriendo la cancha y teniendo paciencia para lastimar, y sufriendo muy poco con alguna contra. Dos palos salvaron a la visita (remate de Mkhitaryan y cabezazo de Zaniolo), hasta que se abrió el arco para la merecida diferencia.

El gol, un lindo gol. Mientras Roma defendía, Mourinho pidió presión, el joven Calafiori lo escuchó, recuperó la pelota, tocó y picó por izquierda para quedar mano a mano vs. Molina Lucero: le ganó el duelo y asistió a Tammy Abraham, que la mandó a guardar sin arquero, pero con lujo, con un taco lindo, la mejor manera que tenía de definir.

El festejo de Mourinho.

El festejo de Mourinho.

Después del gol, la Roma se relajó y dejó de atacar. La posesión es la mejor defensa, pero tampoco la dominó del todo, no como en el PT. Udinese, que también tuvo a Roberto Pereyra e Ignacio Pussetto, no atacó con intensidad y las pocas veces que se acercó, se encontró con Rui Patrício. Así, la Roma de Mou volvió a ganar.

Mirá también

Hubo una mala: Lorenzo Pellegrini, el capitán y quien viene teniendo un gran nivel, fue expulsado luego de ver dos amarillas y se pierde, nada menos, el derby del domingo (desde las 13) vs. Lazio. Mourinho tiene material para buscar alternativas, pero el capitán es el capitán…

Mourinho y Zaniolo.

Mourinho y Zaniolo.

Lo cierto es que la Roma volvió a ganar y ya está cuarto, con 12 puntos, a uno de Inter y Milan y a tres del Napoli. Dará pelea.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here