El Gasolero y el Funebrero no pudieron romper el cero

0
4


El dinamismo en el futbol es algo fundamental. Un equipo puede tener las ideas claras desde la teoría, pero en la práctica tienen que tener la fluidez necesaria para concretizar sus acciones. Esto es la diferencia entre un buen equipo y uno flojo. Acá la explicación del partido entre Temperley y Chacarita y por qué se encuentran en la posición donde están.

Mirá también

El Gasolero tiene grandes jugadores y buenas intenciones. Cuando la jugada se genera desde los pies de Franco Diaz o Agustín Allione se nota que la circulación tiene la precisión necesaria. Sin embargo, al equipo de Fernando Ruiz le cuesta demasiado concretizar sus ataques. Le llegó mucho a la última linea del Funebrero, que le cuesta horrores el juego aéreo, pero todo a los palos o las manos de Emanuel Trípodi. Así imposible.

Mirá también

Del lado de Chaca, habría que llamarlo Deportivo Nieto. Si la redonda no pasa por Chichón a los de San Martín no se les cae una idea: ataques aislados y ninguna conexión en la ofensiva. Igualmente logró incomodar a Joaquín Papaleo con remates desde lejos. Recién comienza el ciclo de Torpedo Arias, pero es necesario que le encuentre la vuelta a la cuota goleadora de su plantel si quiere empezar a sumar de a tres. Mientras tanto sigue cosechando empates.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here