La anécdota de Scola en la previa de su último partido

0
8


Luis Scola, ala-pívot histórico de la Selección Argentina, ganador de una medalla dorada en los Juegos Olímpicos 2004, en más de una oportunidad es reconocido por el mundo del básquet por cuestiones que están más allá de los méritos deportivos.

Luego de decirle adió al deporte de sus amores como jugador tras los Juegos Olímpicos de Tokio y ponerle un punto final a su carrera dentro del campo de juego, Luifa asumió como CEO del último equipo en el que jugó: el Pallacanestro Varese, el segundo club más laureado de Italia y de gran renombre dentro del Viejo Continente.

Mirá también

En su presentación, el ex Houston Rockets, Ferro y Phoenix Suns, entre otros, reveló lo que hizo la mañana del 3 de agosto de 2021 en Tokio, dia en el que, horas más tarde, vistió por última vez la camiseta de la selección, enfrentando a Australia por los cuartos de final de los Juegos.

“Hace cuatro o cinco años hablé con Sergio Hernández, que había sido el entrenador más importante de mi carrera y le dije que mi objetivo para las últimas temporadas de mi carrera era aprender hasta el último día”, comenzó contando Luifa.

“Me acuerdo de que, en la mañana antes del último partido, yo tenía una rutina para preparar el partido. Él llega y me dice ‘ven aquí’ y hacemos una rutina de 15 minutos de fundamentos… yo sabía lo que estaba haciendo en ese momento, cuando terminamos la rutina me da un abrazo y me dice: ‘hemos ganado’.Creo que eso es lo principal: aprender hasta el final, aprender todos los días y mejorar “, concluyó mientras se le dibujaba una sonrisa en el rostro.

Mirá también

Scola, un símbolo de la selección

Pilar indiscutido de aquella Generación Dorada que marcó una época en el deporte argentino. Con Manu Ginóbili y compañía pisaron fuerte en Atenas 2004 . Luego, obtuvieron el bronce en las Olimpíadas de Pekín 2008 y alcanzaron un cuarto puesto en los Juegos de Londres en 2012. Además, consiguieron el subcampeonato en el Mundial de Indianápolis 2002, eliminando al local y favorito: los Estados Unidos.

Scola y su dorada (EFE)

Scola y su dorada (EFE)

Mirá también

Pasaron los años y los retiros se hicieron inevitables. El equipo fue perdiendo a sus grandes jugadores, que hoy ya son leyendas, pero fueron apareciendo caras nuevas, como la de Facu Campazzo, quien hoy lleva la posta. Pero de todas formas, el hambre y el amor por la blanca y celeste, hicieron que Luifa, con 39 años, llevara a la Argentina a otra final mundial, esta vez sería en en China 2019, donde la Albiceleste cayó ante España.

Además, el formado en Ferro suma entre sus palmarés con la Selección el FIBA Américas de 2001 y 2011, la Diamond Ball de 2008 y los Panamericanos de 2019.

Mirá también

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here