Megan Rapinoe y más de 500 atletas reivindican la legalización del aborto en Estados Unidos

0
71


Hay más de 500 atletas en Estados Unidos que decidieron movilizarse para defender una causa que consideran justa. Jugadoras estadounidenses de distintas disciplinas presentaron una carta dirigida a la Suprema Corte con el objetivo de apelar a una nueva legislación que interfiere con la legalización del aborto. 

Mirá también

En Estados Unidos rige desde 1973 la legalización del aborto tras el histórico fallo de 1973 Roe v. Wade, pero una nueva propuesta de ley podría modificar esto. En el estado de Missisipi, el ala conservadora busca reactivar una ley estatal que prohíbe abortar a partir de las 15 semanas de embarazo y presentaron el pedido al tribunal, que tiene una mayoría conservadora de 6-3. Su intención es revocar aquella legislación viente desde hace más de 40 años y distintas atletas manifestaron su oposición, entre ellas la emblemática jugadora de la selección Megan Rapinoe. 

Megan Rapinoe y Sue Bird se sumaron a la lucha en contra de la modificación a la vigente ley del aborto.

Megan Rapinoe y Sue Bird se sumaron a la lucha en contra de la modificación a la vigente ley del aborto.

Mirá también

Fueron más de 500 las que firmaron un escrito que fue enviado a los jueces y participaron 26 deportistas olímpicos, 73 atletas profesionales además de varias asociaciones deportivas. Su argumento central es que el derecho al aborto ha ayudado al crecimiento de los deportes femeninos y expresaron su preocupación de que los futuros atletas sufran sin estas protecciones. La carta además fue firmada por las basquetbolistas Sue Bierd y Diana Taurasi que integraron el plantel femenino de Estados Unidos que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio este año. Los sindicatos de la WNBA y la NWSL también formaron parte de la carta y sumaron su adhesión.

Según detalló el sitio de noticias Marca, Rapinoe expresó en la carta: “Me siento honrada de apoyar a los cientos de atletas que han firmado este informe de la Corte Suprema para ayudar a defender no solo nuestros derechos constitucionales, sino también los de las futuras generaciones de atletas. Físicamente, nos esforzamos hasta el límite absoluto, por lo que tener fuerzas dentro de este país que intentan negarnos el control sobre nuestros propios cuerpos es exasperante y antiestadounidense y se encontrará con una feroz resistencia”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here