Di Nenno, de “no volver a jugar” a su primer título en WPT

0
13


Esta vez son lágrimas de felicidad. Martín Di Nenno quiebra en llanto ante el micrófono de World Padel Tour. El sudor producto de las más de dos horas de batalla contra Tello – Chingotto en la final del Master de Barcelona (6-2 / 3-6 / 6-4) se entremezcla con la emoción de haber conseguido su primer título en el circuito profesional.

Mirá también

Navarro y Di Nenno se consagraron en Barcelona.

Navarro y Di Nenno se consagraron en Barcelona.

Eran demasiadas sensaciones que lo llevaron al desborde. El goce por consolidar una temporada magnífica con un título, el desahogo después de tres finales perdidas (la última, hace apenas siete días) y la ovación del público, que lo arropó como un chico de la casa desde un primer momento, generaron un coctel que terminó por conmover a todos.

Mirá también

Mirá también

Los aplausos de las 6.000 personas que estuvieron en el Palau son para los campeones.

Los aplausos de las 6.000 personas que estuvieron en el Palau son para los campeones.

“Lo único que quería era volver a jugar al pádel, no quería todo ésto”. Entender el contexto de la frase de la Renga -apodo que adoptó como propio- obliga a retroceder en el tiempo. Quienes llevan tiempo en el mundo del pádel ya sabían que Di Nenno llegaría lejos. El bonaerense siempre fue signado como un ‘niño prodigio’ de este deporte y protagonizó una pareja casi imbatible con el chaqueño Stupaczuk conocida como los Super Pibes, incluso ganando Mundiales y Sudamericanos compitiendo contra jugadores dos o tres años mayores.

La primera firma de Di Nenno como campeón del WPT.

La primera firma de Di Nenno como campeón del WPT.

Pero esa carrera ascendente y de tintes pletóricos sufrió un golpe brusco, inesperado y despiadado. Fue el 11 de enero de 2016. Di Nenno, de 18 años, viajaba a bordo de un Peugeot 207 junto con Elías Estrella, número 1 del pádel argentino, y Hernán Rodríguez, un amigo de él. El destino era el aeropuerto de Ezeiza, donde iban a abordar un vuelo hacia Paraguay para disputar un torneo exhibición.

Cuando se trasladaban a la altura de Monte Grande, el auto protagonizó un accidente contra un colectivo de linea, provocando la muerte de sus dos amigos. Martín fue trasladado de urgencia a una clínica, donde estuvo diez días en terapia intensiva. Por el impacto sufrió la fractura del fémur de la pierna derecha y la fractura expuesta de la rótula de la pierna izquierda. Le realizaron una intervención quirúrgica y, por recomendación médica, no le contaron todo lo que sucedió hasta que entró en sala común.

Aún sin poder caminar, Di Nenno empezó con la recuperación.

Aún sin poder caminar, Di Nenno empezó con la recuperación.

Aún sin poder caminar, Di Nenno empezó con la recuperación.

Aún sin poder caminar, Di Nenno empezó con la recuperación.

Fue en una extensa entrevista con Olé donde contó cómo fueron las semanas posteriores al impacto. Di Nenno tuvo que trabajar su aspecto físico y psicológico para volver a recuperar movilidades (“Era como un bebé de 18 años”, supo decir). Empezó con ejercicios mínimos de fuerza, comenzó a empuñar la paleta cuando aún estaba en silla de ruedas y revirtió la sentencia que los médicos le habían dado a sus padres: “Cuando los doctores hablaron con mis papás, le dijeron que no iba a volver a jugar nunca más al pádel. Pero en ese contexto no era algo importante. Las lesiones que tuve eran muy difíciles de recuperar porque ninguna pierna ayudaba a la otra. Estuve meses sin caminar, no podía hacer nada. Y, sumado a eso, estaba descompensado corporalmente“.

Hace cinco años, ni el mayor de los optimistas podría haber augurado este presente. “Hoy puedo decir que el pádel me salvó la vida. Fue lo primero que pensé cuando abrí los ojos en el hospital. Cuando mis papás vieron que dentro de todo estaba bien, o como se pueda llamar mi situación, en mi cabeza sólo me había propuesto volver a jugar por mí y por ellos”, contó Martín. Y no sólo volvió sino que él mismo construyó más de lo que esperaba.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here