¿Con quién hablaba Biscay por handy?

0
4


Matías Biscay no entra con las manos vacías al campo de juego: el ladero de Marcelo Gallardo suele portar en sus manos una carpeta, papeles, birome infaltable y un handy que le permite comunicarse con un integrante del cuerpo técnico estratégicamente ubicado en otro sector del Monumental. Las cámaras de TV captaron una de esas charlas en River-Arsenal. Pero, ¿con quién habló el ayudante del deté?

Biscay se mantiene permanentemente en contacto con Hernán Buján (46 años), el otro ladero de Gallardo. Un hombre importante en la estructura de un cuerpo técnico interdisciplinario que habitualmente no sale al campo de juego, sino que se ubica en uno de los palcos del Monumental junto con Nahuel Hidalgo, el videoanalista del plantel. Una rutina que cumple también en los encuentros como visitante.

¿Cuál es la mecánica de trabajo que lleva a Buján a estar en otro sector? Con una visión panorámica y aérea de lo que ocurre en el campo de juego, el ayudante de campo del Muñeco analiza desde otra perspectiva el desarrollo del encuentro, hallando puntos a mejorar desde lo táctico no sólo desde lo que observa en vivo, sino también sacando conclusiones de los cortes de video que le prepara Hidalgo.

La información, decisiva para Gallardo

Biscay, ingresando al campo con el handy en mano (Germán García Adrasti).

Biscay, ingresando al campo con el handy en mano (Germán García Adrasti).

El proceso de constante observación le permite a Gallardo tener literalmente un punto de vista diferente. Es Biscay -47 años- quien recibe los partes periódicos de Buján para luego trasladárselos al Muñeco. Y, a partir de la información suministrada es que toma decisiones no sólo de nombres sino también tácticas, ajustando posiciones en pleno desarrollo.

Es por ese motivo que no suele verse a Buján en el campo. Existen, claro, excepciones: fue ladero de Matías Biscay cuando Gallardo debió observar los partidos a la distancia por diferentes suspensiones. Un ejemplo: la final en Madrid ante Boca, en el Bernabéu (3-1). Incluso custodió el lugar de MB cuando éste sufrió un cuadro de coronavirus, el cual lo obligó a mantenerse aislado durante 10 días.

Biscsay y Buján (izquierda), juntos en el campo de juego en 2019, frente a Palestino (AP).

Biscsay y Buján (izquierda), juntos en el campo de juego en 2019, frente a Palestino (AP).

Caso contrario, el ex mediocampista se posiciona en un lugar estratégico. Una especie de atalaya desde el cual baja secretos a través de un handy. Y que al Muñeco le permite cambiar a tiempo.

Mirá también

Mirá también

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here