el hijo de Caio Júnior

0
5


Caio Júnior fue uno de los héroes de Chapecoense. Como entrenador, así como agarró el equipo en 2016, lo lideró contra todo pronóstico a la definición de la Copa Sudamericana. En el camino eliminó a Independiente, Junior y San Lorenzo. El trágico final de la historia es de público conocimiento. El accidente del Vuelo 2933 de LaMia terminó con la vida de 71 personas, incluidos el DT, futbolistas, directivos, periodistas y personal a bordo.

Gabriel Saroli es el hijo de Caio. Siendo nada más que un purrete, heredó la pasión de su padre por este hermoso deporte. Lo acompañó hasta donde pudo en su etapa como jugador. Cuando colgó los botines y se puso el traje, más se entrañó la relación. Viajes, concentraciones, vestuarios. Ahí estaba Gabriel siguiendo y observando a su querido Luis Carlos Saroli.

EL RECUERDO DE GABRIEL A SU PADRE

Mirá también

Aquel 29 de noviembre de 2016, el niño ya adolescente no se subió al avión, pero la tragedia cambió para siempre la perspectiva de Gabriel. Después de distanciarse un tiempo del fútbol, decidió retomar la pasión e incursionar como entrenador, recordando el sueño de querer compartir cuerpo técnico con su papá.

Hoy, con 25 años, puede sentirse orgulloso, igual que Caio Júnior. Gabriel comenzó a trabajar al mando del equipo sub23 Atlético de Atlanta en Estados Unidos hace apenas cuatro meses y ya tiene pasta de campeón: consiguió el título del certamen regional de la División United Premier Soccer League One de Georgia, una suerte de Cuarta División.

Mirá también

El legado en la sangre. Foto: Instagram.

El legado en la sangre. Foto: Instagram.

Mirá también

SU VUELTA AL FÚTBOL

“En 2019 fui a ver un entrenamiento en São Paulo por invitación de ellos, mi primera vez desde el accidente. Era normal para mí, vivía toda mi vida en este entorno, pero en ese momento estaba distante. Este reencuentro me encendió una chispa: ‘Necesito volver, para esto nací, quiero estar en eso'”, contó en diálogo con el medio brasileño UOL sobre cómo retomó la actividad.

Mirá también

Además, comentó cuáles eran las expectativas de la familia: “La idea de mi padre era que mi hermano Matheus y yo trabajáramos juntos en el comité técnico con él. Mi hermano como asistente, lo que sucedería en 2017, y yo en la parte física. Dijo que no se retiraría hasta que trabajara con nosotros. Cuando ocurrió el accidente y lo perdimos, yo sólo quería alejarme del fútbol, ​​y durante mucho tiempo fue así”.

“Hoy estoy seguro de que ahí es donde voy a seguir. Estuve mucho tiempo con la duda y pensando en lo que haría con mi vida, ya que no quería nada más en el fútbol. Pero me di cuenta de que mi misión es mantener vivo el nombre de Caio Júnior en el fútbol”, confesó. Mal no la está yendo… A pocos meses de empezar a ejercer ya es campeón.

Mirá también

La difícil tarea de administrar un grupo. Foto: Instagram

La difícil tarea de administrar un grupo. Foto: Instagram

También habló sobre las enseñanzas que le dejó haber seguido a Caio Júnior desde chico: “Agradezco el aprendizaje y la experiencia que tuve con mi padre, porque salgo frente a mucha gente. No en capacidad, sino por haber vivido y visto cosas que a algunas personas les llevará mucho tiempo o nunca viviré en el fútbol, ​​la Serie A y el fútbol internacional. Esta experiencia me ayuda, he vivido toda mi vida junto a un entrenador profesional de primer nivel”.

También comentó cuáles fueron sus piedras en el camino como profesional a su corta edad: “Mi mayor desafío fue saber manejar y ganarme el respeto y la admiración de los chicos del equipo. En cierto modo, no estaría tan mal preguntar algo como: ‘¿pero quién es este niño que quiere decirme qué hacer?’. Entendería que alguien pensara eso, pero sé de lo que estoy hablando, pero tengo la capacidad. Mi padre siempre decía que lo principal no solo en el ambiente de un club, sino en la vida, es la relación con la gente”.

Mirá también

Mirá también

Mirá también

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here