“Es un gran mérito bancar a los pibes”

0
19


El número es contundente: 21 de los 32 integrantes del plantel de Independiente se forjaron en la cantera del club. Y 20 de ellos pasaron en algún por las manos de Fernando Berón, quien trabaja en el Rojo desde 2015, primero como técnico de la Reserva y ahora bajo el rol de coordinador general de las Inferiores. El experimentado formador y maestro de juveniles conoce como pocos a los pibes que hoy están a disposición de Julio César Falcioni.

Mirá también

-¿Te esperabas este presente de Independiente, con tantos juveniles de la cantera en Primera?

La verdad es que se dio un poco por una cuestión de necesidad, porque si no se hubiesen ido tantos jugadores profesionales seguramente no se le iba a dar tanta cabida a los chicos que venían de abajo. Lógicamente para los que trabajamos en divisiones inferiores e infantiles, nos pone contentos que muchos chicos que han pasado por la cantera tengan protagonismo en el plantel profesional. Es un gran mérito bancar a los pibes y hay que destacar eso en Falcioni, que les da lugar a esos chicos, los termina de moldear y de formar.

-En la Argentina es habitual que los clubes grandes manden a los juveniles de paseo a otros clubes…

-Sí, seguro. Pero en este caso el tema de la pandemia azotó mucho al país y a los clubes. Los grandes ya no pueden hacer las enormes inversiones que se hacían en otro momento para traer jugadores de afuera y tuvieron que empezar a mirar hacia abajo. Las Inferiores son el patrimonio más grande de una institución. No sólo pasa en Independiente, a los demás grandes tampoco les queda otra que mirar para abajo. Acá, en Independiente, quizá se ve más acentuado por la cantidad de futbolistas que han sido promovidos.

-¿Cuál es la clave para generar buenas camadas?

-La captación es fundamental en todo proyecto de divisiones inferiores. Después viene el trabajo de los entrenadores y preparadores físicos, que tienen que formar y moldear al jugador. Pero para tener buena materia prima es clave tener buenos captadores. No es lo mismo jugar en Inferiores que en Reserva o Primera. Los procesos suelen acelerarse en las urgencias.

-El error forma parte de todo proceso de aprendizaje. ¿Qué tan importante va a ser que la gente les tenga paciencia a los juveniles cuando vuelva el público?

-Seguro, eso va a ser muy importante, porque los jugadores jóvenes son propensos a cometer errores. Pero bueno: muchas veces por las urgencias y las necesidades de los clubes se los castiga demasiado. Me acuerdo que cuando Barreto empezó a jugar sus primeros partidos en Primera, cometía algún error y enseguida se le caía. Hoy es, a mi criterio, uno de los mejores centrales del fútbol argentino.

-¿Tenés mucho diálogo con Falcioni?

-Julio, sus ayudantes Omar Piccoli y el Moncho Monzón, más el entrenador de arqueros César Velázquez, conforman un cuerpo técnico muy abierto, que trabaja mucho, que tiene cero misterio. Tengo un ida y vuelta constante. Les agradezco mucho que sean así porque esto muchas veces no sucede con los técnicos de Primera, pero Julio tiene una manera de ser que permite que haya un diálogo constante con la gente de las Inferiores.

Mirá también

-Barreto viene mostrando un nivel alto. ¿Cómo fue que lo descubrieron?

-Barreto está desde muy chico en el club. Cuando llegué, en 2015, él ya estaba en las Inferiores. Esto no es el trabajo de uno, sino de un montón de gente que ha tenido a lo largo de su carrera como jugador. A mí me tocó subirlo a Reserva. Siempre fue de la misma manera, un pibe muy humilde, que tenía la meta muy clara de llegar a ser profesional. Todo lo que tiene se lo ganó, nadie le regaló nada y siempre fue muy serio y profesional. Ha evolucionado mucho. En 2018 fuimos a jugar un torneo a Ipiranga en el que había muchos de los chicos que hoy están en Primera, y Barreto fue una de las figuras, o la figura del equipo. Y eso que fuimos con un equipo muy joven, que estaba dos años por debajo de la media de ese torneo. En esa competencia hubo muy buenos rendimientos de Saltita González, Ortega, Checho Barreto, el Chaco Martínez, Soñora, Alan Velasco, Pacchini. Es una camada de buenos jugadores que pudieron hacer un buen proceso en Reserva. Porque para llegar medianamente armado a Primera tenés que tener alrededor de 30 partidos en Reserva. Esos chicos lo tuvieron, otros no y se están terminando de formar con Julio.

-Mencionaste que Barreto se fue perfeccionando y hoy se lo ve tiempista, comete pocas infracciones. ¿Siempre tuvo esas cualidades o es un producto del trabajo?

Siempre fue muy fuerte en la marca. Y ahora ha mejorado muchísimo en el tema del anticipo. Eso para un defensor es clave, porque si anticipa no golpea. Eso es fundamental para que pueda mostrar este nivel. A mí particularmente me pone muy contento porque es un chico que se lo merece.

-¿Es una ventaja el hecho de que los juveniles que hoy están en Primera se hayan formado juntos en Reserva y ya se conozcan?

-Claro que sí. Ya jugaron muchos partidos juntos y eso a la larga es beneficioso para ellos, porque Julio subió una camada en la que también incluyó a Toto Pozzo, Zarza, Ostachuk, Zurita, Velásquez, Sayago, Julián Romero.

Mirá también

Fernando Berón dirigiendo una práctica en 2018, con varios de los jugadores que hoy están en Primera. (Foto: Prensa Independiente)

Fernando Berón dirigiendo una práctica en 2018, con varios de los jugadores que hoy están en Primera. (Foto: Prensa Independiente)

-Velasco tuvo un bajón en el semestre pasado y ahora se está recuperando. ¿Cuál es su verdadero nivel?

Alan siempre fue un gambeteador, un gran jugador, de los que no aparecen muy seguido. Le tocó debutar a una corta edad. A él y al Chila Márquez los llevamos a Reserva con edad de Séptima. Ahí empezó a codearse con los jugadores más grandes. El tema es que los jugadores jóvenes tienen altibajos y a principios de año le pasaron un par de cosas que lo afectaron y lo llevaron a bajar el nivel que yo sé que tiene. Ahora está volviendo a ser el que todos conocemos. Es un jugador que cuando está bien es determinante. Ojalá siga creciendo porque es un chico que no tiene techo.

-¿Lo notaste más suelto a Ortega en los últimos partidos? Dio la impresión de que le costó de arranque…

-Sí, la verdad que Tomi contra Colón y River jugó muy bien. Físicamente es muy dotado, tiene una buena técnica, una buena zurda. A algunos les cuesta un poco más, necesitan un poco más de tiempo. Es muy importante Julio en este proceso, porque él sostiene, banca y tiene el gran mérito del presente de estos chicos en Primera.

-¿Qué es lo primero que les aconsejás a los juveniles cuando les toca dar el salto?

-El consejo que les doy es que estén tranquilos, que sean 100% profesionales. Hoy no alcanza sólo con jugar bien: tenés que estar bien físicamente, mentalmente, futbolísticamente. El jugador de hoy es un todo, tiene que descansar y alimentarse bien. Hay que hacer sacrificios, pero ese es el camino. Si no sos profesional, te cuesta todo el doble.

Mirá también

-En este lapso de dificultades económicas por la pandemia, la cantera rescató a muchos clubes. ¿A partir de esto se aprenderá la lección acerca de lo importante que es mirar hacia abajo antes de salir a comprar afuera?

-Sin dudas. En este momento, por cómo está el país y los clubes, no les queda otra que apostar a los jugadores del club, que son el verdadero patrimonio de la institución. Está muy difícil salir a comprar jugadores afuera como se hacía antes. El momento del país es distinto, no todos los clubes están bien. Es el momento de invertir en Inferiores y mirar hacia abajo. Esa es la forma en que los clubes pueden llegar a sacar un rédito.

-¿Ustedes cómo trabajan en la captación? ¿Cómo es la estructura? Hubo casos puntuales en los que compraron promesas de otros clubes, como el caso de Zarza, que llegó desde Tigre…

-Sí, nosotros tenemos captadores en Infantiles e Inferiores. Tenemos un grupo de trabajo diversificado en todo el país, en cada una de las provincias. Los ojeadores nos pasan una lista de los jugadores que ven y nosotros después los vemos y medimos con los jugadores que tenemos en el club. La gente de captación también trabaja viendo jugadores de todas las categorías de ascenso. Es un trabajo muy grande, tenemos cubiertas todas las divisionales. Otra de las cosas que favorece y mucho a Independiente es el hecho de haber mejorado la pensión y el predio. Antes costaba mucho traer jugadores porque el edificio era impresentable y los padres tienen que dejar a sus hijos y lo piensan dos veces. Hoy el predio y las canchas son un lujo y eso tiene mucho que ver.

Mirá también

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here